BAQUIA

Fotografía profesional al alcance de la mano

Con la llegada del verano las ventas de tumbonas, sombrillas, bañadores, flotadores y demás artículos estivales suben como la espuma. El mercado tecnológico parece estancarse durante, al menos, tres meses, aunque hay un sector que también experimenta un ascenso de ventas considerable: la fotografía. Quien más y quien menos tiene una cámara digital con la que intenta inmortalizar los mejores momentos del verano, aunque con la llegada del calor muchos se plantean la posibilidad de adquirir una nueva cámara.

En los comienzos de la era de la fotografía digital, la mayor parte de las compañías apostaban por las cámaras compactas de reducido tamaño. Cuanto más pequeñas eran, más calidad parecían tener aunque, en realidad, no fuera así. Además, comenzaron a promocionar el número de megapíxeles como si fuera realmente lo importante, pese a que a partir de 5 la diferencia es prácticamente inapreciable, a no ser que el usuario quiera imprimir sus instantáneas en un póster de grandes dimensiones.

La óptica comenzó a tomarse en mayor consideración, y por eso las empresas empezaron a desarrollar las semicompactas, cámaras con mayor zoom óptico, mayor tamaño e imagen similar a las míticas reflex. Sin duda, se han convertido en el paso intermedio de los usuarios hacia los equipos más profesionales, y están dando muy buenos resultados.

Sin embargo, las que realmente están experimentando un gran ‘boom’ son las reflex digitales, cámaras que aúnan todas las ventajas de la nueva era fotográfica, con las de las ópticas de gran precisión, y la utilización de un gran rango de ISOs. Una de las marcas que más están apostando por esta gama es Olympus, que ha lanzado la E410, una de las reflex digitales más completas del mercado.

La cámara cuenta con 10 megapíxeles a una resolución de 3648×2736, TFT de 2,50 pulgadas y capacidad para capturar imágenes en formato JPEG o RAW. Al igual que otros sistemas similares, incorpora una batería de litio recargable, que asegura una gran durabilidad.

Como es habitual en las reflex, este modelo incorpora diferentes modos de exposición (manual, prioridad obturación, escenas…), diferentes sensibilidades ISO (entre 100 y 1600), y dos objetivos (de 14-42 mm y 40-150 mm).

Además, Olympus ha decidido incorporar en la cámara diferentes ranuras para tarjetas, para que no solo sea compatible con las xD (fabricadas por esta empresa y Fujifilm), sino también con las CompactFlash I y II y las Microdrive.

Más información


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios