BAQUIA

Gateway denuncia las amenazas de Microsoft

Cuarto día del juicio contra Microsoft. A un lado (defendiéndose), la empresa de Bill Gates. A otro, Gateway, uno de los principales fabricantes de ordenadores citados por los nueve Estados rebeldes que no se acogieron al pacto extrajudicial alcanzado con el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Peter Ashkin, antaño ejecutivo de Gateway, clamó al cielo –en este caso representando por la juez Colleen Kollar-Kotelly– para que penalice al fabricante de software por obstruir su negocio. Sus declaraciones cumplieron a rajatabla lo esperado: Microsoft amenazó a todos los fabricantes de ordenadores que supusieran una amenaza a su feroz campaña por tener instalado Windows en el 100% de las computadoras del mundo.

Para apoyar sus argumentos, Ashkin relató un caso vivido en su propia compañía, que dejó de recibir, entre 1999 y 2000, descuentos tras fabricar sus ordenadores con Linux, el sistema rival de Windows. “Los ejecutivos de Microsoft mencionaron frecuentemente nuestra decisión de escoger Linux en vez de Windows a la hora de justificar por qué nos consideraban un ‘mal socio'”, evocó Ashkin.

El abogado de Microsoft se defendió aduciendo que nunca ha puesto impedimentos a que los fabricantes de ordenadores integren sistemas operativos diferentes a Windows o aplicaciones distintas a su Windows Media Player. En su afán por probar de cualquier forma las imputaciones que se le hacen, el abogado preguntó a Ashkin si disponía de algún documento que demostrara las amenazas denunciadas. El ex-ejecutivo de Gateway respondió con un lacónico no.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios