BAQUIA

Google probará su red Wi-Fi gratuita en San Francisco

Las peores pesadillas de los ISPs y teleoperadores estadounidenses están más cerca de hacerse realidad: Google ha anunciado que se dispone a probar su red de acceso inalámbrico gratuito en la ciudad de San Francisco, servicio que podría entrar en funcionamiento a comienzos del año próximo. Según declaró Nate Tyler, portavoz de la compañía en un comunicado el pasado viernes, la iniciativa surge como respuesta a una convocatoria del ayuntamiento de la ciudad californiana, de 700.000 habitantes, a la que se presentaron una docena de empresas, aunque parece ser que sólo Google contaba con verdaderas posibilidades de ganar el concurso, y sólo su proyecto plantea una red gratuita.

Se trataría de probar un número de utilidades y aplicaciones mediante el acceso Wi-Fi en toda la ciudad, cubriendo un área de alrededor de 50 millas cuadradas e instalando una media de 30 puntos de acceso en cada una de ellas, y funcionaría a una velocidad inicial de 300kbps. A falta de conocer más detalles sobre su funcionamiento, en principio se especula que el servicio se financiaría a través de anuncios, que aprovecharían las posibilidades de movilidad y localización para servir una publicidad muy especializada y segmentada.

A finales del mes de agosto se empezaron a destapar los rumores acerca del proyecto de Google de crear una red paralela y gratuita de acceso a Internet, disparados entre otros motivos por la contratación de especialistas en infraestructuras de red y la compra masiva de cables de fibra óptica. Por el momento no existen planes de extender el servicio a más áreas, que Google tiene ya en marcha en localizaciones cercanas a su cuartel general en Mountain View.

Como era de esperar, la noticia ha provocado inmediatas reacciones en una industria que podría ver seriamente amenazado su modelo de negocio actual. De hecho, anteriormente hubo intentos de construir una red Wi-Fi gratuita en la ciudad de Filadelfia, que se topó con la rotunda oposición de la telefónica Verizon Communications, y también en Chicago y Nueva York se están considerando planes similares. En el futuro, podríamos dirigirnos a un modelo de acceso gratuito a Internet en el que los usuarios pagaran por servicios añadidos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios