BAQUIA

“Hay bancos por Internet que tendrán que cerrar”

Se ha metido de lleno en la dura batalla que en estos momentos libra la banca online en España y está dispuesto a hacerse con una parte del mercado. Javier de Antonio, máximo responsable de evolvebank, es consciente de los excesos que se han cometido en el sector en los últimos meses y que pueden llevar a la ruina a muchos proyectos. Sin embargo, cree que la prudencia en el planteamiento de su firma y el respaldo de una entidad como Lloyds TSB hacen de evolvebank una apuesta sólida.

¿En qué se diferencia evolvebank de los numerosísimos proyectos de banca por Internet que existen en este momento?

evolvebank es un proyecto 100% Lloyds TSB. Todo el capital y la organización es de este banco británico y el objetivo es convertirlo en una entidad paneuropea. Lo que ocurre es que entendemos esta idea de una forma más radical que otros. Lloyds tiene muy clara la obligación de generar valor, y cualquier proyecto exige un retorno del 30%. Por eso, nuestro modelo de banca por Internet no podía hacerse con inversiones o adquisiciones millonarias y hemos hecho una plataforma centralizada en el Reino Unido desde donde se darán servicios a todos los mercados. evolvebank no va a establecer operaciones domésticas en cada país y en eso somos distintos. Así, cuando decimos que nuestra plataforma tiene los costes más baratos del mundo es que los tiene, porque la inversión la vamos a repartir entre todos los mercados en lugar de repetirla en cada uno.

Las cuentas de evolvebank se domicilian en Gran Bretaña ¿No se pueden ver afectadas por la fluctuación del euro con respecto a la libra?

No, en absoluto. La cuenta está ahora denominada en pesetas y a partir del año que viene en euros. Las fluctuaciones entre euro y libra, aunque la última esté fuera del sistema, no afectan para nada. El hecho de que la cuenta esté en el Reino Unidos sólo responde a que la plataforma está allí. Además tiene la garantía de Lloyd TSB y la ventaja de que al estar en el Reino Unido no tiene retención fiscal.

¿Pero cuando se ingresa dinero en evolvebank entra en Lloyds?

En nuestro caso sí. No hemos visto la necesidad de crear una nueva ficha bancaria ni una sociedad. Hemos creado una plataforma de Internet con una nueva marca pero es la misma banca, con un estilo totalmente nuevo y a través de un nuevo canal. Se tienen las ventajas de la Red pero la solidez de un gran banco que garantiza todo lo que pueda pasar.

Hoy día la banca por Internet ofrece altísimas rentabilidades a los clientes pero en productos con los que no se puede operar y que a la hora de la verdad no son nada prácticos…

Yo también estoy un poco sorprendido de la dinámica de ofertas y contraofertas en la que se ha entrado. Un cliente no debe sólo mirar el tipo de interés, sino también la disponibilidad que va a tener de su dinero que en muchos casos es limitada. Por ejemplo, en nuestra cuenta al 6% se puede sacar dinero en cajeros y hacer transferencias pero no domiciliar nada ni hacer otras operaciones. Con esos tipos nunca se va a poder tener una cuenta corriente, es imposible. El cliente tiene que entender que, a pesar de que Internet es barato, operar cuesta dinero y no se puede dar la misma rentabilidad. Para tener toda la operativa tenemos una cuenta corriente al 3% a partir de 100.000 pesetas. Nosotros queremos establecer un diálogo honesto con el cliente y no dar una impresión equivocada de nuestros productos.

Usted dice que Lloyds tiene una política clara de rentabilidad pero no hay más que mirar estos productos de los que habla para ver que también han entrado en la batalla de las rentabilidades desmesuradas…

Tenemos que acostumbrarnos a que la rentabilidad en Internet sea más alta que en la banca tradicional aunque quizá no tanto como ahora. Tenga en cuenta que los proyectos se están presentando y se intenta que la gente comience a operar por Internet. La remuneración de ahora es mayor que la que habrá a medio plazo.

¿Y no cree que la banca está cometiendo los errores de muchas puntocom entrando en la estrategia de vender bajo coste?

Nosotros no hacemos cosas salvajes, como regalar dinero, con el único objetivo de atraer clientes. No hemos llegado a eso. Creo que hemos sido razonables a la hora de plantear el banco. Ni somos tan optimistas como era la gente a principios de 2000 ni tan pesimistas como ahora. No nos permitimos las alegrías de otras compañías de aumentar mucho la plantilla para luego recortarla ni hacemos inversiones salvajes. Sabemos que la banca por Internet es una carrera a medio plazo y en eso estamos.

¿Cuándo llegará evolvebank a la rentabilidad en España?

En unos cuatro años, finales de 2003, mitad de 2004.

Recientemente ha cerrado el primer banco por Internet, el suizo Y-O-U, que pertenecía a una entidad bancaria de ese país ¿Habrá más cierres?

La situación es delicada. Esta es una industria nueva y no hay que olvidar que en la economía tradicional estas cosas también pasan. Si cogieramos una lista de las empresas que se crean hoy, se vería que en tres años la proporción de las que sobreviven es pequeña. Internet no va a ser diferente. No todo el mundo es capaz de presentar un buen proyecto con un respaldo sólido que asegure las necesidades de capital para crecer. En este sentido se puede decir que sí van a cerrar más bancos por Internet. A principios del año pasado entraba dinero a proyectos buenos y malos y no todos van a vivir.

¿Quiere decir que si no hay detrás un gran banco hay grandes posibilidades de cierre?

Contar con el respaldo de un gran banco es muy importante por varias cosas: porque garantiza una fuente de fondos suficiente hasta alcanzar la rentabilidad y porque cuando se refiere a los ahorros, en contra de lo que se piensa, la gente no se fía de nombres folclóricos puntocom. Los consumidores aunque utilicen la banca por Internet necesitan saber quién está detrás. Por ello, creo que los proyectos en España fuera del sector lo tienen muy difícil.

Pero incluso grandes bancos como el BBVA o el BSCH parecen frenar su apoyo a sus filiales en Internet, Uno-e y Patagon, porque han visto que eran un pozo sin fondo. ¿No cree que se están asustando?

Algo de esto hay. Cada entidad viene de una estrategia y el BBVA y el BSCH lanzaron sus proyectos en un momento distinto. Quizás tengan en mente la valoración que se hizo de esos proyectos y las hipótesis de crecimiento que se contemplaban. Yo ahora les oigo decir que hay que ser más prudentes de lo que lo fueron en el pasado. Reconocen que en la medida en que el mercado no ha explotado como se pensaba no hay porqué hacer las inversiones previstas. Es razonable. Pero a pesar de ello, de lo que no hay duda es de que Internet se va a consolidar en el negocio bancario ya que tiene todo el sentido.

Hasta ahora los bancos lo único que han hecho es intentar ahorrar costes trasladando su negocio tradicional a Internet. ¿No se están equivocando todos al no comprender que este canal tiene características propias y que las relaciones en él no son iguales que frente a la ventanilla?

Estoy totalmente de acuerdo. Esa es la gran asignatura pendiente de la banca por Internet. Lo importante no es tanto el tipo de producto que ofrezcas a los clientes sino la forma de tratar con él. Lo que no tiene sentido es trasladar la banca a la Red sin aprovechar lo que ésta te da.

¿En un medio en el que se está a un clik de la competencia tiene sentido el modelo de supermercado financiero?

Desde mi punto de vista más que el supermercado financiero lo que tiene sentido es la personalización y hacer fácil la contratación de productos. Nosotros queremos hacer de nuestro site un sitio financiero de referencia donde no sólo se contraten productos sino que te dé la mejor información y además te trate de forma personalizada. Por eso vamos a meter una plataforma de personalización debajo del banco, para detectar qué le interesa a cada cliente individualmente.

Si la banca por Internet basa su lucha en cobrar cada vez menos comisiones (una fuente fundamental de ingresos en la tradicional) se tendrá que cobrar a los clientes por algo. Quizás la banca privada se tenga que extender ahora a todo el mundo sea cual sea su patrimonio.

Bueno, no vamos a cobrar comisiones por operaciones habituales que para nosotros no tienen un coste significativo, pero sí por otro tipo de cosas. Tampoco queremos engañar a nadie, vamos a tener una plataforma que va a ser muy barata pero no vamos a entrar en una guerra de precios. De momento no ofrecemos operaciones en bolsa pero cuando se hagan sí cobraremos una pequeña comisión.

¿Por qué no se va a lanzar evolvebank en Gran Bretaña?

En España se recogió que Lloyds no iba a lanzar evolvebank en el Reino Unido y no es cierto. Ese iba a ser el segundo país en el que se lanzara pero cuando se estaban ultimando los preparativos, Centrica, la compañía gasista del país, nos propuso lanzar un banco con ellos. Centrica se ha especializado en distribución de gas y se había introducido en el mundo financiero con una tarjeta de crédito, Goldfish, con mucho éxito. Al ver lo bien que iba se han planteado entrar de lleno en el negocio y han decidido sumarse a nuestro proyecto. Hemos creado una joint venture que se llama Goldfish y que se lanzará en sustitución de evolvebank, pero es lo mismo con otra marca y con más posibilidades de crecer rápido.

Pero Lloyds en Internet tiene muchos clientes en Gran Bretaña ¿No tienen miedo a que se vayan a Goldfish?

Algunos lo harán, pero si no se van a Goldfish se irán a Egg, Smile o a otro. Entre los usuarios de banca hay dos perfiles: gente que quiere tener un banco tradicional con oficinas a las que ir a actualizar la cartilla y gente que tiene menos tiempo y prefieren trabajar sólo por Internet. Yo creo que es perfecto, ambas cosas van a seguir existiendo y cada uno va a encontrar lo que más le conviene.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios