BAQUIA

Iber-X analiza la repercusión de los apagones de EEUU en el tráfico de Internet

Desde el gran corte de suministro eléctrico que se produjo a mediados de agosto en EEUU, al que siguieron los de Londres e Italia, se han producido serios fallos de suministro que afectan a la calidad del tráfico de Internet. Estos efectos están siendo analizados por Iber-X gracias al sistema de mediciones de calidades de ancho de banda de Internet.

Los sistemas de Iber-X detectan cómo los paquetes que viajan por Internet varían su velocidad de transporte y, además de otras muchas variables, cuántos de estos paquetes se pierden por el camino. En la pérdida de paquetes los efectos del corte de suministro de agosto, se dejaron notar con incrementos de más del 10% en los peores casos y de una media del 5% en las redes de mejor calidad y redundancia.

La competencia entre los diferentes operadores hace que los precios se vengan erosionando de forma continua. Sin embargo, ante los apagones los precios no se incrementaron como ocurrió el 11 de septiembre, que se incrementaron un 200% en un solo día, derivado del aumento de usuarios en busca de noticias sobre los atentados de las torres gemelas.

Como referencia es importante señalar que cualquier corte de suministro eléctrico de una magnitud similar al de agosto en la parte norte del continente americano, afecta irremediablemente a la calidad y velocidad del tráfico de Internet de prácticamente todo el mundo, fundamentalmente en las conectividades internacionales. Sin embargo, durante el apagón de septiembre en Italia, los efectos fueron mucho menores dado que Italia solo concentra el tráfico nacional.

En cuanto al caso norteamericano, los efectos del llamado apagón, hicieron que el tráfico internacional de Internet, se ralentizara dependiendo de la red de los operadores analizados, pero en general fue alrededor de un 10-15%.

Si comparamos los cortes de suministro eléctrico con las caídas de servicios de Internet, podemos decir que cuando en un apagón se caen todos los servicios, excepto aquellos que están protegidos por grupos generadores independientes, como son los bancos, los hospitales, aeropuertos, etc., el resto caen en la más absoluta oscuridad. En cambio, en el mundo de Internet los cortes, debido a la redundancia que tienen las redes, en el peor de los casos llega a afectar a un porcentaje de la red de un país y a una parte mucho menor de la Red Mundial.

Tras el análisis de la situación, Iber-X recomienda que las arquitecturas utilizadas en el mundo de las telecomunicaciones y más específicamente en Internet, se basen en el diseño y/o en la remodelación de las actuales arterias de suministro eléctrico, sobre todo teniendo en cuenta que en el origen de la arquitectura de Internet, se pretendía evitar precisamente eso, que se cayera la transmisión de la información.

Para más información:

GPS Imagen y Comunicación

Silvia Barrio

91.531.55.30


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios