BAQUIA

Implantación de los sistemas ERP en España

Las siglas ERP corresponden a Enterprise Resource Planning (Gestión de Recursos Empresariales), y hacen referencia a una serie de aplicaciones informáticas destinadas a gestionar diferentes ámbitos de la empresa (planificación estratégica, recursos humanos, compras, logística, distribución, proyectos, etc.) en un sistema integrado de datos que facilita mejoras cualitativas y ahorros en la gestión de dichos procesos.

La implantación de sistemas de gestión ERP en las empresas no es un fenómeno nuevo, ya que comenzó a ser frecuente durante la pasada década. La novedad es ahora la posibilidad de reorientar sus aplicaciones hacia las operaciones destinadas al nuevo canal de Internet, aumentando o modificando las funcionalidades de estos sistemas para destinarlas a aplicaciones vinculadas a Internet que no existían cuando los sistemas ERP comenzaron a ser utilizados por las empresas.

Las ventajas que conlleva implementar un sistema ERP pueden resumirse en que se consigue una aceleración y optimización de los procesos de gestión, aunque su implantación también conlleva una serie de riesgos, como puede ser el coste de su puesta en funcionamiento (tanto en tiempo como en dinero), la necesidad de sustituir todo el entramado de procesos de organización y gestión de una compañía o la necesidad de evaluar las áreas de negocio donde son más necesarias las mejoras y más factible recuperar la inversión realizada.

Más información en ¿ERP? ¿Entiendes Realmente el Problema?

Implantación en las grandes empresas

Según un estudio elaborado por Penteo entre más de 300 empresas españolas con una facturación superior a 20 millones de euros, el 70% de ellas cuenta con algún sistema de ERP, y un 8% espera hacerlo en breve.

  • Las áreas en las que se encuentran más implantados estos sistemas son las de finanzas (68%), compras (64%), logística (61%) y producción (51%), mientras que donde menos se utilizan son en los departamentos de comercial y Recursos Humanos. Tal y como se observa en el gráfico, las necesidades particulares de cada departamento comercial hacen que ésta sea el área en la que se implantan más aplicaciones de software a medida, mientras que las soluciones de software estándar dominan en el área de Recursos Humanos.

  • En general, las empresas muestran un alto grado de satisfacción con todas las prestaciones de los ERPs, sobre todo en escalabilidad, conectividad y capacidad de actualización. Curiosamente, no se aprovechan todos los recursos posibles, ya que sólo un 13% de las empresas afirma explotar completamente el potencial de sus sistemas ERP, mientras que un 33% lo considera bastante explotado, un 37% poco explotado y un 17% nada explotado.
  • La investigación señala que SAP es el proveedor de ERP con mayor penetración entre las grandes empresas españolas, con una cuota de casi dos tercios del mercado, muy por delante de sus otros competidores.

Esta desigualdad contrasta con la de otros estudios que apuntan a un mercado sin tanta desigualdad entre los principales competidores. Por ejemplo, un estudio de CB Consulting elaborado en octubre de 2002 entre 500 empresas españolas del sector de la industria discreta (que engloba, entre otros, a los subsectores de automoción, maquinaria industrial, electrónica y aerospacial) señala que Baas lidera el mercado de ERP en este sector con una cuota del 17%, por delante de SAP (16%), Navision (9%) y JD Edwards (7%).

Implantación en las pequeñas y medianas empresas

Según datos de CB Consulting, el 55% de las empresas españolas de entre 25 y 250 empleados contaba en 2002 con algún tipo de solución ERP.

  • Paradójicamente, esta consultora señala que existe un alto grado de desconocimiento de la utilización de estas aplicaciones en las propias empresas, ya que en un 69% de éstas se desconoce que se utilizan dichas aplicaciones. Además, en el 73% de las empresas no existe conocimiento sobre las soluciones ERP disponibles en el mercado, mientras que en el 13% dicho conocimiento es bajo o muy bajo.
  • Entre los sectores que cuentan con mayor número de estas aplicaciones destaca el sector de distribución (65%), industria (59%) y servicios (49%). Por Comunidades Autónomas, destacan Murcia y Castilla La Mancha, mientras que Baleares y Extremadura se encuentran en el extremo de menor implantación.
  • Destaca el elevado grado de fragmentación de este mercado, ya que las 14 primeras empresas (de las más de 150 que operan en el sector) suman el 51% del total del mercado.

En el año 2001, también según datos del anterior estudio anual de CB Consulting, un 26% de las empresas de entre 25 y 250 empleados contaba con un sistema ERP, por lo que el crecimiento fue notable durante los dos últimos años. El mercado de 2001 se estimó en 118.000 millones de pesetas, un 16% más que en 2000.

  • Entre las soluciones estándar se cuentan aplicaciones para las áreas de comercial, distribución y logística, recursos humanos y comercio electrónico, y estaban implantadas en el 26% de los casos. Para el 74% restante, se aplicaban soluciones parciales o a medida, destacando las aplicaciones destinadas a la contabilidad (36% de los casos).
  • También destacaba en 2001 la elevada fragmentación del sector, sin ninguna compañía que alcanzara un 10% de cuota de mercado.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios