BAQUIA

¿Implantes? Sí, pero no en la boca…

A medida que avanza la ciencia y nos adentramos en las regiones microscópicas de la nanotecnología, aumenta el número de implantes que se pueden utilizar con fines de todo tipo.

Acabo de leer en Wired que Applied Digital Solutions ha diseñado y puesto a la venta uno de estos implantes. Se trata en su caso del seguimiento por satélite (vía GPS) del chip implantado en cada uno de sus clientes, cuando éste viaja por zonas de Latinoamérica en las que es habitual el secuestro. Sin saberlo el secuestrador, desde el momento que le han tomado rehén el satélite ha informado a la empresa de seguridad que le protege del sitio exacto en donde se encuentra su asegurado. ¿Exagerado? Si uno lee las cifras de secuestros en países como Colombia, el implante parece justificado y destinado a ser un éxito.

¿Qué tipo de implantes serán posibles pronto? Desde hace ya años, millones de personas llevan implantes que les salvan la vida, sobre todo en las áreas cardiovasculares y como soporte mecánico de extremidades. Con la miniaturización de los componentes básicos y la elaboración de productos pre-nanotecnología, el número de implantes se disparará. Quizás será necesario ir pensando en un lugar idóneo del cuerpo humano para situar en él un verdadero Centro de Implantes médicos y de seguridad.

Esto dará lugar a casos de personas permanentemente conectadas a Internet. Podremos hablar de gente que lleva la Red \”en su interior\”. Habrá implantes capaces de conectarse a Internet, lanzar un S.O.S o buscar un componente que va a necesitar su \”albergue\” humano en unos días. Procesos complejos de envejecimiento o deterioro de funciones básicas serán seguidos en tiempo real, pasando información médica a una base remota de su perfil médico en un hospital y replicada en la de su médico particular.

¿Tendrán las compañías de seguros la posibilidad de cancelar una póliza a su asegurado por que éste \’se pasa\’ con el Ron? ¿Valdrá como testimonio ante un Juez el listado del comportamiento de una persona realizado desde uno de sus implantes?

Antes de que se pongan los pelos de punta. Como cada adelanto de la Ciencia, la nanotecnología ya tiene sus detractores, pero sus aplicaciones prácticas —lícitas e ilícitas— no tienen límite. Probablemente los próximos desarrollos de pre-nanotecnología sean un verdadero dolor de cabeza para las empresas y su seguridad. Cámaras del tamaño de una cabeza de alfiler con micrófonos a escala permitirán, no solo escuchar, sino incluso ver, el desarrollo de un Consejo de Administración de un banco por su rival más cercano. ¿Cómo protegerse de sistemas de la mitad del tamaño de una mosca que se pueden disimular en cualquier sitio?

El espionaje y el contraespionaje van a ser negocios florecientes. Las actuales empresas de seguridad tendrán que aprender rápidamente —o perder cuota de mercado— frente a nuevos entrantes con las habilidades necesarias.

Ríase de la sempiterna cantinela sobre la inseguridad de Internet. Los que sean temerosos de su intimidad lo tienen crudo. Las empresas ya pueden empezar a planificar sus sistemas de seguridad para un entorno de nanorobots al servicio del mejor postor.

Directamente, del nanorobot a la Web de Subastas de la Empresa. ¿Quién compra la lista de ventas por cliente de…? Por invitación claro, y sólo para abonados…



Rodolfo Carpintier es Director General de Inteligencia de Mercado de Netjuice Consulting


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios