BAQUIA

Intel supera las previsiones de los analistas

Al igual que ha hecho eBay, el fabricante de chips Intel también ha superado las previsiones de los analistas financieros durante el cuarto trimestre. Las ventas se incrementaron un 7% respecto al trimestre anterior debido, fundamentalmente, al fuerte tirón que experimentaron las compras de Pentium 4. En el ejercicio que concluyó el 29 de diciembre, Intel obtuvo unos beneficios de 504 millones de dólares, lo que ha generado siete centavos de ganancias por acción. Comparados con el año 2000, estos datos reflejan una rotunda caída (cercanos al 77%). Por aquel entonces los beneficios llegaron a los 2.200 millones de dólares, o 32 centavos por título.

El fabricante de chips no ha salido indemne de la caída en las ventas de semiconductores que asoló 2001. Incluso compañías como Compaq y HP, que esperaban una leve recuperación de las ventas de PCs estas Navidades, tuvieron que reconocer que sus previsiones habían sido demasiado optimistas. Las compras navideñas se centraron sobre todo en otros servicios electrónicos, mercado del que ha sabido sacar tajada Intel.

La compañía con sede en Santa Clara (California) ha optado por la prudencia en el año fiscal que ahora comienza y ha decidido recortar su presupuesto pasando de los 7.300 millones de dólares iniciales a los 5.500 millones. Una disminución del 25% muy superior a la marcha atrás del 15% prevista por los analistas.