BAQUIA

Internet, un elemento más de la vida cotidiana

Al igual que la televisión, el frigorífico o el teléfono, Internet se ha convertido en un elemento más de la vida cotidiana estadounidense, según pone de manifiesto un estudio del Proyecto Pew Internet & American Life en el que se asegura que, a medida que la experiencia de usuarios es mayor, decrece el tiempo que pasa conectado a la Red. Así, de los 90 minutos que solían permanecer de media, se ha pasado a 83 minutos. Esta relativa caída constata que los usuarios prefieren la calidad a la cantidad: dedican menos tiempo a navegar sin rumbo determinado y dedican más tiempo a realizar reservas de viajes, gestionar sus cuentas bancarias o trabajar desde el hogar.

El correo electrónico también se ha convertido en un servicio más de la vida cotidiana, lo que ha repercutido en el uso que se hace de él: se mandan menos correos a amigos y familiares y se escriben más expresando temores y solicitar consejos.

La llegada de Internet ha influido en las costumbres diarias de los usuarios. El 25% reconoce que pasa menos tiempo pegado al televisor y el 33% acude menos a las tiendas de ladrillos en beneficio de las online. Otros cambios de costumbres se detectan a la hora de trabajar. Muchas personas se han dado cuenta de que, gracias a Internet, pueden desarrollar su labor profesional desde el hogar sin necesidad de acudir a la oficina. El 14% ha comprobado cómo se ha incrementado el número de horas que trabaja desde casa, mientras que el 5% reconoce que dedica menos tiempo a sus tareas laborales desde el hogar.

No todo en el estudio es positivo para Internet. Los usuarios encuentran su principal foco de quejas en el spam, o correo no solicitado, con un 44%. La mitad ha asegurado que ha recibido al menos un correo pornográfico en su vida.

Pew Internet & American Life consultó a 1.501 usuarios de Internet entre marzo del 2000 y el mismo mes de 2001. El sondeo tiene un margen de error del 4%.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios