BAQUIA

Internet y la copia de CDs se llevaron por delante la venta de discos en 2001

La música no vive sus mejores años. A lo largo de 2001 las ventas de discos cayeron un 6,5%, contribuyendo a que el sector perdiera un 5% respecto a 2000, según ha desvelado la International Federation of the Phonographic Industry (IFPI), organización que representa a la Industria discográfica en todo el mundo.

Pocos se extrañan de esta caída, ni a los causantes de ella. La IFPI atribuye este desplome, como no podía ser de otra forma, a la facilidad para encontrar música gratuita en Internet y a la posibilidad de grabar discos con las copiadoras de CDs. No obstante, la organización deja claro que “la demanda de música en todo el mundo es más sólida que nunca”. La gente quiere escuchar discos, pero gratis.

“En 2001 la Industria musical se metió en una tormenta perfecta, zarandeada por efectos combinados como la copia de discos y la piratería, la competitividad y la crisis económica. Los problemas de la Industria no reflejan una caída en la popularidad de la música grabada: muy al contrario, constata el hecho de que el valor comercial de la música se está devaluando ampliamente por la copia masiva y la piratería”, ha señalado al respecto Jay Berman, CEO de la IFPI.

Las ventas en 2001 se despeñaron hasta los 33.700 millones de dólares, mientras que las de discos cayó un 5%. Peor lo llevaron los singles (se dejaron un 16%) y las cintas (10% menos).

A pesar de que la coyuntura es cuando menos preocupante, Bernan se muestra positivo ante el futuro que le espera al sector. A su juicio, la Industria ya está tomando cartas en el asunto para erradicar la piratería en todo el mundo y, al mismo tiempo, está lanzando plataformas musicales (de pago) para que los internautas eviten recurrir a los programas que permiten bajarse temas sin gastarse un euro.

A ello se añaden los nuevos sistemas de pago que las empresas están desarrollando para que las operaciones de compra se realicen de una forma segura y la tecnología anticopia que están implantando las discográficas en los CDs para impedir su pirateo. “Estas medidas de autoprotección son esenciales para erradicar la amplia erosión que se está produciendo con los derechos de los artistas y los productores”, opina el CEO de la IFPI.

Tres de los países en los que más discos se despachan (Estados Unidos, Japón y Alemania) atribuyeron una parte significativa de su caída al incremento de música gratuita en Internet y a la piratería. Sin embargo, otros dos de los grandes –Reino Unido y Francia–, se escabulleron de la tónica general gracias a las “robustas” ventas de discos de sus artistas nacionales. Las ventas en el Reino Unido aumentaron un 5%, mientras que Francia ascendió un 5%. El informe también incluye a España como uno de estos países que han conseguido maquillar sus cifras gracias a las ventas de sus artistas patrios. Operación Triunfo nos salvó…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios