BAQUIA

Kenneth Starr huele a azufre para Microsoft

Hace dos años, el trabajo del fiscal estadounidense Kenneth Starr era demostrar al mundo (o al menos a un tribunal) que Bill Clinton tenía una afición desmesurada por usar su despacho presidencial con fines espúreos. El caso Lewinsky técnicamente aún no está resuelto del todo, pero el \”Torquemada\” EEUU está libre, y ahora se enfrenta a otro caso: el de Microsoft. La acusación particular le ha contratado para atacar a la empresa de Gates.

Los rivales de la empresa de Bill Gates han decidido dejarse hasta el último dólar (la minuta de Starr y su equipo ronda los 500 dólares la hora) con el fin de que finalmente se lleve a cabo la partición en dos de Microsoft. Unidas bajo el nombre de ProComp abogan por la libre competencia en Internet los gigantes America Online, Sun Microsystems y Oracle. Alguno de los cuales podría ser sospechoso de tendencias monopolísticas el mismo, por otra parte…

Si hace un par de años Starr era el gran enemigo del gabinete Clinton, ahora deberá secundar la opinión del departamento de Justicia, para el que Microsoft ha demostrado que ostenta un claro monopolio en el sector que afecta al mismo tiempo a la competencia y a los consumidores.

Starr ya ha disparado los primeros dardos al considerar que en este caso deberían aplicarse \”los tradicionales y bien conocidos principios antimonopolio en el campo de la nueva tecnología\”. Malas noticias para Microsoft, que tiene puestas gran parte de sus esperanzas en el nuevo presidente estadounidense, George Bush. Éste reiteró en su campaña electoral que no pensaba ser tan duro con Microsoft como lo fue en su día Bill Clinton.

  • En News.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios