BAQUIA

KPCB, algo más que un saco de dinero

Kleiner Perkins Caufield & Byers (KPCB) es una empresa de capital riesgo que invierte tiempo, dinero y conocimiento en ideas innovadoras para convertirlas en nuevas compañías preparadas para una futura oferta pública o adquisición.

Ha invertido en más de 200 empresas, 100 de las cuales ya lanzaron su OPV y otras 80 están en camino. KPCB gestiona un fondo de 1.200 millones de dólares e inverte en compañías (entre las que figuran gigantes como Amazon, Excite o Netscape -adquirida por AOL en 1999) que suman un valor total de mercado de más de 80.000 millones de dólares.

Las compañías bajo el paraguas inversor de KPCB se agrupan y colaboran dentro de dos grandes ramas: Salud (equipamiento médico, biotecnología, medicamentos, etc.) y Ciencias de la Información (software, computadoras y periféricos). Recientemente se apuntado a la Linuxmanía invirtiendo, junto a CMEA Ventures y Sand Hill Group, en Linuxcare.

Entre sus inversiones más recientes destacan: Autotrader.com. Corvis y Handspring.

Capital humano

Allá por 1972, Eugene Kleiner y Thomas Perkins crearon Kleiner Perkins, a la que se fueron uniendo socios hasta formar la actual Kleiner Perkins Caufield & Byers compuesta por un equipo de 17 socios.

Competidores directos

Chase H&Q
Hummer Winblad
Safeguard Scientifics

Keiretsu

En KPCB, como en muchas otras empresas de capital riesgo, dicen que ofrecen mucho más que dinero: el valor añadido de sus inversiones pasa por el acceso a una red de información y conocimiento a la que llaman Keiretsu.

Keiretsu es una palabra japonesa que las empresas occidentales han adoptado para ver si se contagian de la eficacia de las empresas niponas. El término significa \”enlazado\”, \”conectado\” o \”afiliado\” y describe las redes de compañías japoneses unidas por obligaciones mutuas. En occidente se usa comúnmente para designar un conjunto de empresas que colaboran de alguna forma.

La red KPCB Keiretsu la forman 175 compañías y miles de ejecutivos que comparten puntos de vista, experiencia, información y conocimiento e incluye:

  • Iniciativas de Inversión. Aunque las áreas de inversión pueden cambiar, en la actualidad KPCB abarca ocho sectores.

  • Fondo Java. Representa una nueva área de inversión y un conjunto de compañías que se han unido al keiretsu. Diseñado para ayudar a emprendedores con ideas innovadoras para nuevos mercados creados a partir de la tecnología Java.
  • Los secretos del éxito

    Uno de los socios, Vinod Khosla, protagonizó uno de los negocios más redondos de KPCB. Khosla concibió la empresa de equipos para telecomunicaciones Cerent a finales de 1996. Reclutó a los primeros ingenieros, trabajó como director general y presidente y la convirtió en un pastel tentador para uno de los grandes: Cisco System la compró el pasado agosto por 6.900 millones de dólares. El 30% de la compañía que había obtenido Khosla con una inversión de 8 millones de dólares, valía ahora 2.000 millones, un 24.900% más.

    Y no es un caso aislado, este ejecutivo de origen indio (de la India), de 44 años, y uno de los fundadores de Sun Microsystems, tiene en su haber otro sonoro pelotazo. Khosla fue pieza clave en la creación de Juniper Networks (fabricante de routers), que tras su OPV de junio vio como sus acciones se dispararon devolviendo a KPCB unos beneficios por acciones de más de 2.000 millones de dólares tras una inversión todavía más pequeña que en Cerent.

    Khosla admite que su empresa se perdió el primer momento del boom de Internet, y dejó escapar negocios como Cisco. Por aquél entonces ninguno de los socios de KPCB estaba metido en el mundo de las comunicaciones. Pero hace cuatro años Kleiner Perkins analizó los cambios que comenzaban a surgir en Internet y las telecomunicaciones y se apresuró a embarcarse en este nuevo mundo.

    Desde entonces, KPCB ha intervenido en la creación de numerosas empresas que han alcanzado gran éxito, como Corvis (redes de fibra óptica), Lightera Networks (conexiones de fibra óptica), comprada en marzo por Ciena por 522 millones de dólares, y las mencionadas Juniper y Cerent.

    Kleiner Perkins ha hecho inversiones significativas en 23 empresas de tres sectores dentro de la comunicación: Redes sin cable, infraestructuras de telecomunicaciones y redes de área local (LAN) y de área extensa (WAN).

    La mística de Kleiner

    Khosla atribuye la curva casi vertical de los ingresos de las empresas de telecomunicaciones a la gran demanda de banda ancha por parte de los proveedores de líneas telefónicas e Internet. El éxito depende de la habilidad de adaptarse rápida y fácilmente a los vertiginosos cambios del mercado.

    Pero otro de los socios, John Doerr, va más lejos y atribuye el éxito de su empresa a la \”Kleiner mystique\”, una especie de aura que les facilita conseguir las mejores \”startups\”, reclutar a los CEOs más diligentes y convertir a las compañías de su cartera en jugosas ofertas públicas más rápido que cualquier otra firma de capital riesgo.


    Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios