BAQUIA

La aventura burocrática de montar una empresa en España

Formar una empresa en España supone todo un peregrinaje para los emprendedores. No ya por la espera (el proceso dura 47 días), sino por el número de ventanillas u oficinas que hemos de visitar: nada menos que 10, cada una con un trámite diferente y con una documentación específica.

El Instituto de Estudios Económicos ha facilitado los resultados de un estudio del Instituto de la Economía Alemana de Colonia. En él se sigue el proceso de creación de una empresa en 21 países desarrollados de todo el mundo. Y, claramente, suspendemos.

A diferencia de países como Nueva Zelanda, Canadá o Australia, donde sólo hace falta presentarse en dos oficinas, nuestro país ocupa el cuarto puesto en cuanto a ventanillas que visitar, por detrás de Grecia (15), Portugal y Japón (los dos últimos con 11).

Si se trata del tiempo de espera para que la empresa pueda empezar su actividad, los más ágiles son de nuevo Australia (¡dos días!), Canadá (tres), y Estados Unidos y Dinamarca, empatados a cinco.

Nuestros 47 días de media sólo los supera Portugal, con 54 jornadas. Suponemos que esta aproximación tiene en cuenta los puentes, los días moscosos del funcionario que necesitamos, o que no acertemos a la primera con el formulario E-38b.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios