BAQUIA

La BSA dice que la piratería creció un 1% en EEUU el año pasado

Según la BSA, (Business Software Alliance), un grupo sin ánimo de lucro (su ánimo es perseguir a los piratas de programas informáticos hasta las puertas del infierno) integrado por las principales empresas del sector como Microsoft (la compañía más perjudicada por este fenómeno), Apple, Adobe o Network Associates, la piratería sigue incrementándose en los Estados Unidos.

Por lo visto, el 25% del software empleado en las empresas estadounidenses durante 2001 era pirata, cuando en 2000 se calcula que rondaba el 24%. Es decir, que se ha incrementado un pírrico 1%. No era la cosa para tanto.

Según los cálculos de los expertos de la BSA, esta práctica supuso a la industria de ese país unas pérdidas de 1.800 millones de dólares el pasado año, y evitó que se crearan unos 111.000 empleos.

No obstante, en esta Alianza contra la piratería se congratulan de que tres importantes estados hayan conseguido reducir sus niveles de piratería notablemente respecto a 2000. Se trata de California, que ha pasado de un porcentaje de programas piratas del 30,7% al 18,5%, Nueva York, con un descenso del 16,3% al 11,9%, y Utah que ha descendido del 37,5% al 27,6%, pero que aún así sigue siendo uno de los sitios donde más se piratea.

Esta misma semana, el presidente de la BSA Robert Holleyman aprovechó su asistencia al foro de seguridad que se ha celebrado en Bruselas, para pedir que los gobiernos y las empresas colaboren estrechamente para asegurar la información que circula por la Red. Evidentemente, para la BSA emplear programas originales es una garantía de seguridad.

Por otra parte, hace apenas un par de días la BSA anunció que lanzaría una campaña en noviembre llamada \”Software Grace Period\”, que permitiría a unas 200.000 empresas que revisaran voluntariamente el software que tienen instalado y que actualizaran sus licencias, para evitar que el peso de la ley caiga sobre ellas. La BSA se ofrece amablemente a ayudar a quien lo desee.

Es el décimo programa de legalización (o periodo de gracia) que emprende la BSA desde agosto de 2000 en Estados Unidos. También en otras partes del mundo, incluida España, ha acometido campañas similares.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios