BAQUIA

La censura, un gran negocio

En general, la comunidad internauta no quiere ni oír hablar de la censura. Pero hay un reducido grupo a la que esta práctica le reporta beneficios nada desdeñables. Según las previsiones que maneja Gartner, los productos de seguridad que filtran contenidos web, encriptan información, protegen las redes y bloquean el spam generarán un volumen de negocio de 2.000 millones de dólares en 2009, casi el doble que hace sólo tres años.

Por otra parte, se trata de un mercado en general bastante homogéneo, tanto en número de productos y servicios como en el de aplicaciones prácticas por países. Por ejemplo, el mismo software utilizado por bibliotecas estadounidenses es usado por el gobierno de China. Cisco es una de las compañías que más tajada están sacando, ya que es uno de los principales proveedores de los chinos en materia de instrumentos para la censura online

En este sentido, no parece que las empresas puedan estar demasiado orgullosas del servicio que prestan, al menos en determinados casos y naciones. Según Chris Palmer, responsable de tecnología de la Electronic Freedom Foundation, cualquier compañía que ayude de determinadas maneras a gobiernos opresivos es colaboradora de éstos. Menciona Palmer el caso de IBM, que colaboró con el gobierno sudafricano en la época del apartheid.

Los fabricantes de filtros de correo electrónico, que principalmente son desplegados en el ámbito corporativo -aunque también en el gubernamental; como dice Hunter Goatley, jefe de los ingenieros de software del Process Software en Framingham (Massachusetts, EEUU), ¿qué es un gobierno sino una gran compañía?- figuran en estos momentos entre los más innovadores y agresivos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios