BAQUIA

La Haya, la Convención de la Haya y la ley como amenaza

Zumo de Red

<!–
Atencion: Este es un boletin en version HTML.
Si estas leyendo esto, es que algo no funciona bien.
Puedes recibir este boletin en formato texto modificando tus
datos en http://www.baquia.com/com/boletines/suscripcion.html
escribirnos a [email protected] para que te ayudemos a resolverlo.
–>

A:link {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:visited {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:hover {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
.pequeno { font-family:arial,verdana,helvetica,sans-serif; font-size:10px; color:#000000; }

















¿QUÉ ES?
|
TITULARES
|
EN BAQUÍA.COM
|
SUSCRIPCIONES
|
BAQUÍA INTELIGENCIA

Martes 26 de
junio de 2001
Año 403, nº
II




Si deseas obtener los principales indicadores estadísticos y demográficos relacionados con la nueva economía en un vistazo con:
· Actualización diaria, mas de 350 estudios.
· Tres grandes áreas de investigación, Internet, Sectores y Gestión
· Profundidad de cada uno de los sectores.
Lo tienes en las cuentas corporativas de Baquia Inteligencia.

Si deseas obtener los principales indicadores estadísticos y demográficos relacionados con la nueva economía en un vistazo con:
· Actualización diaria, mas de 350 estudios.
· Tres grandes áreas de investigación, Internet, Sectores y Gestión
· Profundidad de cada uno de los sectores.
Lo tienes en las cuentas corporativas de Baquia Inteligencia.Contratación de publicidad








<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1><FONT
color=#ffffff>          
TITULARES




  1. La Haya, la Convención de la Haya y la ley como amenaza
  2. La publicidad más allá del clic
  3. Capital riesgo en España: mucho crecimiento pero aún en mantillas










  TITULARES



<A
name=1>1.-


La Haya, la Convención de la Haya y la ley como amenaza





Algunas reuniones fueron en La Haya y eso explica, aunque no justifica, el error; pero lo aprobado el pasado viernes no era la Convención de La Haya, sino el Tratado sobre Cibercrimen. Dos leyes internacionales diferentes y un solo peligro para la Red. Gracias a la atención de nuestros lectores descubrimos nuestro error. En efecto, el Tratado sobre Cibercrimen es todo lo que contábamos ayer, y más; y lo peor es que es casi seguro que se ponga en marcha, ya que basta con cinco ratificaciones para que entre en vigor. No así la Convención de La Haya, actualmente en negociación y jurídicamente mucho más compleja, por lo que su entrada en vigor (si llega) tardará años. Sin embargo es casi más peligrosa todavía. Como la malhadada LSSI española, la Convención de La Haya intenta resolver los problemas jurídicos del comercio electrónico con tan mala fortuna que, de aprobarse, provocará muchos más líos de los que resolverá. No es broma.
En Plastic

La Convención de la Haya intenta resolver de una sola vez la mayor parte de los problemas legales de la Red, que tienen una raíz única: el problema de la jurisdicción. Decidir qué ley se aplica en cada caso es la clave. La solución que al parecer se extiende en las negociaciones de La Haya es que todo el mundo pueda invocar su propia ley. La consecuencia sería la \’disneyficación\’ de la Red; la única forma de cumplir con todas las legislaciones del planeta a la vez sería limitarse a los contenidos para niños… y con cuidado. Igualmente el comercio electrónico internacional sería virtualmente imposible (¿cómo se las arreglaría el vendedor para estar seguro de no incumplir la ley de ningún país?).

Recordemos que las preocupaciones no son teóricas; ayer mismo un grupo antinazi francés solicitó el cierre de un website que publica contenidos ilegales en Francia, pero que está albergado en un servidor en los EEUU, donde esos contenidos son perfectamente legales. Así empezó el asunto Yahoo! que ha acabado con la empresa estadounidense retirando los contenidos de su site y apelando a su propia justicia tras el veredicto negativo de los tribunales franceses. El principio jurídico invocado está incluido también en el artículo 22 párrafo 1 letra d del Tratado de Cibercrimen, y es el de nacionalidad: quien pertenece a una jurisdicción \’se lleva con él\’ las leyes de su propio país. Lo cual automáticamente prohibiría la disidencia en países represivos y reduciría al mínimo común denominador la protección del consumidor en intercambios comerciales. Asimismo en cuestiones de propiedad intelectual se aplicaría la ley más restrictiva del planeta. En síntesis: las principales ventajas de la Red quedarían anuladas. Y como siempre, en el nombre del bien. Mejor que nos dejen de proteger…
En Baquia Noticias

Más sobre legislación y su cumplimiento, en Baquía.com

Más sobre patentes, en Baquía.com

Claves jurídicas del cibercomercio, un informe de Baquía Inteligencia







2.- La publicidad más allá del clic


Ahora que la publicidad es cada vez más agresiva e intrusiva, con banners que no dejan de crecer y moverse y popups o popunders (esas fastidiosas ventanitas que quedan tras abandonar una página web) que saltan ante la indefensión del usuario, noticias como el informe hoy hecho público por Jupiter Media Metrix son un soplo de aire fresco en mitad de un paseo por el Sáhara.

Para esta consultora la mayoría de los anunciantes (el 85%) sólo se preocupa por factores como la tasa de click through (examinados con lupa por un 60% de los anunciantes) y el coste por conversión (un 75% de las campañas miden esta variable), olvidando la inmensa capacidad de la Red para generar marca. Según el estudio, las campañas de creación de marca en la Red ofrecen un mayor retorno sobre la inversión publicitaria que las realizadas mediante otras herramientas de marketing directo offline, concretamente entre un 25% y un 35% más. El dedo acusador señala a la falta de cultura de marketing online como principal causa del estancamiento publicitario. Los modelos publicitarios que basan la eficacia de las campañas en el número de clics infravaloran la cantidad de clientes que aterrizan gracias al conocimiento de la marca adquirido en otro punto de la Red.
En EcommerceTimes

Mientras los anunciantes no sepan encontrarle nuevas virtudes a la publicidad online, y con una tasa de click through de los banners en franco declive (un 0,34% de media en el mes de mayo en EEUU, según Nielsen/NetRatings), la lucha por la atención del navegante no hará sino recrudecerse. El riesgo evidente es darle a la tuerca una vuelta de más y acabar con la paciencia del usuario. Hoy en día, los superstitials (publicidad que se pasea por encima del texto) tienen una tasa de click through del 6%, que inevitablemente irá decayendo a medida que vayan perdiendo el brillo de la novedad. Hay quien sostiene peligrosa y equivocadamente que los mejores contenidos del futuro podrán encontrarse en las páginas más intrusivas. A mayores beneficios, mejores colaboradores.

Pero esta carrera puede acabar con muchos despeñados por los abismos del mundo online. Los anunciantes están dispuestos a todo para colocar sus productos delante de los ojos de los navegantes y los nodos no pueden decir no a un cheque que les es más que necesario. Este planteamiento olvida al usuario, que no tiene un pelo de tonto. Tarde o temprano, y a medida que vayan desarrollando sus habilidades de navegación y vaya aumentando su ira, tropezarán con algunos de los programas que eliminan popups y otras formas de publicidad no deseada. O saltarán, mediante un clic, a otra página capaz de encontrar un mejor equilibrio entre sus necesidades de financiación y la corta paciencia de sus usuarios. Llegado ese punto los anunciantes se quedarán sin ojos y los nodos perderán su dinero y el respeto de sus clientes. Y esto último, a día de hoy, no se vende en ninguna tienda.
En Silicon Valley

Usuarios enfadados, en NandoTimes

Más sobre publicidad molesta, en Baquía.com

Algunas críticas a la validez del click through, en Baquía Inteligencia (requiere suscripción previa)



3.- Capital riesgo en España: mucho crecimiento pero aún en mantillas


Pese a que en España el capital riego no brilla precisamente por su desarrollo, lo cierto es que en 2000, esta forma de inversión ha tenido mayor difusión que en las dos décadas anteriores. Según un informe de la Asociación Española de Capital Riesgo, el pasado año se invirtieron en España 1.127 millones de euros. Si comparamos estas cifras con las de otros estados de nuestro entorno, no son desde luego para echar las campanas al vuelo, pero representan un crecimiento del 56% con respecto a 1999.

¿Qué ha pasado para que el capital riesgo experimente este desarrollo en España en sólo 12 meses? Ante todo, el atractivo de la Nueva Economía ha tirado de los inversores que han visto en la tecnología una oportunidad excelente de negocio. Sin embargo, como en otros casos el subidón de este tipo de inversiones ha llegado a nuestro país algo más tarde que a Estados Unidos, donde desde el pasado verano se están ralentizando las cantidades invertidas. El marco jurídico también ha ayudado. En 1999 se aprobó una nueva ley de capital riesgo que ha facilitado enormemente esta actividad.

Pero si la cantidad invertida por los fondos en España ha crecido de forma espectacular, más lo han hecho las cantidades captadas. En 2000 se crearon nuevos fondos por valor de 2.350 millones de euros, el triple que en 1998, cuando se alcanzó el último récord. Así, la cantidad gestionada asciende ya a nada menos que 4.750 millones de euros. Si tenemos en cuenta la cifra invertida y la gestionada, nos encontramos con una agradable sorpresa: en este momento, existe en España un enorme remanente de dinero del capital riesgo dispuesto a colocarse en nuevas apuestas. No obstante, la crisis de confianza en el sector hará probablemente que esta inversión, al menos de momento, la veamos con cuentagotas.
En Baquía Noticias

En lo que no podemos confiar tanto es en el dinero público. Según se ha conocido, el Gobierno no cumplió el pasado año con sus compromisos de inversión para el desarrollo de las tecnologías. Pese a lo mucho publicado, de los 136.978,5 millones de pesetas previstos para 2000 en el plan Una Sociedad de la Información Para Todos, sólo se han ejecutado 56.884 millones. Esperemos que en el Info XXI, que sólo lleva seis meses en marcha, la cosa no se quede igual. Más nos vale.
En Baquía Noticias









<A
name=quees> ¿Qué es Zumo de Red?


Zumo de Red es un
boletín electrónico con análisis entre líneas de las
principales tendencias y corrientes en Internet y en el sector de la Nueva Economía
creado por Baquía.com.

Todos los miÃrcoles y viernes, la mejor información de Internet recién
exprimida en su buzón de correo.









<A
name=inteligencia> Baquía Inteligencia


¿Conoces las cuentas corporativas de Baquía Inteligencia?
Contrata una cuenta corporativa de Baquía Inteligencia y se te suministrará
una contraseña con la que podrás acceder a nuestro
archivo con más de 650 informes.
Cada semana un informe nuevo en profundidad de un sector determinado.
Solicita información en
[email protected] o
pinchando aquí.









<A
name=suscribirse> Suscripciones


Para recibir los boletines
de Baquía.com basta con que nos des tu dirección de correo y selecciones
con un clic entre toda nuestra oferta.
Formulario de suscripción

¿Cómo anular tu suscripción?

Tan sencillo como consultar qué boletines recibes en tu dirección de correo
y desmarcar las casillas correspondientes a aquéllos que quieras dejar de recibir. Todo ello en
el mismo
formulario.








<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1>Comentarios





<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif" color=#333333
size=-1>Envíe su mensaje con críticas,
comentarios, problemas en la recepción o cualquier otro asunto a
<A
href=\”mailto:[email protected]\”>[email protected].
<FONT
color=#333333>También puede escribir mediante el correo caracol o llamar
por teléfono:
Baquía Atención al cliente
C/ Costa Rica, 22 – 3ºD

28029 (Madrid) España

TEL +34 91 343 00 64




Baquía 2004 © Todos los derechos
reservados.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios