BAQUIA

La industria discográfica de EEUU pide reformar la ley de derechos de autor

Todo empezó con MP3 y Napster, podrán decir los libros de historia del futuro al hablar de la reforma de la industria musical de inicios de SXXI. Aunque puede que para entonces también los libros sean digitales. Desde entonces, Napster ha sido odiado y vitoreado, pero nadie puede negarle un papel protagonista y coadyuvante de un cambio de mentalidad en la industria de la música y ha potenciado todo un debate sobre los derechos de autor.

Y como en muchas otras ocasiones, las pautas vienen marcadas por los EEUU, donde un colectivo de altos ejecutivos de las empresas discográficas, ha solicitado ante el Congreso una reforma total de la ley de derechos de autor de la nación, ya que sin ella, no ven viable su prosperidad y desarrollo. La reacción no se ha hecho esperar. Esta petición, ha originado las protestas de compositores y editores de música, pues una de sus principales fuentes de ingresos, hoy por hoy, proviene del actual sistema de derechos de autor y de distribución musical.

El caso Napster ha cosechado las mayores demandas y acusaciones de la industria discográfica por piratería, pero esta vez las tintas no fueron cargadas contra el sitio de intercambio de música gratis, sino que provocó una disputa entre compositores y editores, propietarios de los derechos de autor y las compañíás discográficas y de distribución digital, que necesitan de su autorización para distribuirla. Como muestra un botón: las cinco principales compañías han desarrollado ya sus propios sistemas de distribución.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios