BAQUIA

La industria se anota dos tantos en su lucha contra la piratería

En el tira y afloja que cada día tiene lugar en los juzgados entre la industria del entretenimiento y los \’piratas\’, la primera se ha apuntado dos importantes victorias. Dos sentencias independientes han dado la razón a los propietarios de obras protegidas con derechos de autor frente a empresas y personas que desarrollan o divulgan tecnologías que se pueden utilizar para copiar esas obras.

Ambos casos ponen a prueba la ley federal de 1998 (Digital Millennium Copyright Act), que otorga fuerza a los artistas y otros tenedores de derechos para combatir la piratería de música, películas y otras obras protegidas. Muchas voces contrarias a esta ley afirman que otorga excesivo poder a la industria a expensas de los consumidores y limita derechos fundamentales de los incestigadores.

En uno de los casos, la Corte de Apelación falló a favor de la MPAA (Motion Picture Association of America) en su querella contra Eric Corley y la revista 2600 (destinada al público hacker) por su decisión de publicar un programa que se puede utilizar para reventar la protección del sistema anticopia de los DVDs. La decisión apoya una sentencia similar de un tribunal de distrito del año pasado, que prohibió la publicación del software e incluso los enlaces a Internet de páginas que lo contuvieran. Y sus defensores consideran la ley y la decisión judicial atentan inconstitucionalmente contra la libertad de expresión y continuarán la lucha hasta el final.

En el segundo de los casos, un juez federal desestimó una demanda presentada por un profesor de Princeton, quien argumentaba que la RIAA (Recording Industry Association of America) le amenazó con querellarse si continuaba con su intención de presentar su investigación sobre las formas en que se pueden romper los sistemas digitales de protección anticopia.

  • En The New York Times


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios