BAQUIA

La industria se atreve con los mp3

Tarde o temprano, las discográficas tendrán que dejar de dar la espalda a las tres letras malditas. De hecho, ya es tarde. El mp3 es un estándar de facto, que se puede reproducir en infinidad de dispositivos además de ser el rey del intercambio de música en la Red. Pero la industria, hasta ahora, sólo lo ha mirado con recelo, como uno de los máximos responsables de los males que la azotan, tratando de buscar fórmula para adocenarlo, protegiéndolo para limitar las veces que puede ser copiado o escuchado.

En lo que constituye una iniciativa pionera, aunque suene a broma teniendo en cuenta el avanzado y archipopular \’mercado\’ de intercambio de archivos, la subsidiaria de una gran discográfica ha lanzado un fichero mp3 sin encriptar, con la esperanza de vender por 99 centavos el \”derecho absoluto\” sobre él; es decir, para que pueda ser escuchado, copiado o intercambiado sin restricciones.

Maverick Records y Vivendi Universal Net USA anunciaron conjuntamente que la edición especial dance remix de Earth, canción de un tal Meshell Ndegeocello, constituye la primera vez que un artista de una gran discográfica coloca un mp3 descargable a la venta en Internet. La canción se podrá bajar por esos 99 centavos en varios sitios de VUNet USA, como MP3.com, Rollingstone.com, GetMusic.com o MP4.com., además de estar disponible para los 50.000 suscriptores del servicio Emusic.

Como no está encriptado, no habrá problemas para pasarlo a un CD o a un reproductor portátil, ni tampoco para compartirlo a través de Kazaa, Morpheus, AudioGalaxy, BearShare, eDonkey, Grokstre, WinMx, iMech, File Topia, Xolox, LimeWire, Blubster…

La Recording Industry Association of America (RIAA) declina hacer comentarios sobre los negocios de sus miembros, pero en Maverick parece que hubieran descubierto la rueda al \”ofrecer a los fans de la música digital un método simple para recopilar y disfrutar de una canción que no ha sido previamente editada\”.

Pero los que conocen más del tema se muestran dos puntos por encima de escépticos. El analista de GartnerG2 P.J. McNeely dice que esta iniciativa va en la buena dirección y la seguirán otras discográficas, pero es sólo un experimento y llega demasiado tarde: \”Desafortunadamente no hemos visto esto hace dos años [a finales de 1999 Napster ya iba como una moto]; las discográficas son muy lentas en adoptar nuevos canales de distribución y marketing\”.

Brad Hill, observador de la industria musical y autor de The Digital Song Stream (de próxima publicación), va más allá. \”Me alegra ver esto\”, afirma\”, \”pero es una nimiedad; me gustaría ver algo más atrevido. Algo como esto, que se apoya en vetustos modelos de márketing análogos [y analógicos] es completamente inútil\”.

  • Más en Newsbytes


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios