BAQUIA

La informática bajo demanda

Todos están sorprendidos del frenazo de la consultoría de integración. De repente, todos entonan un mea culpa que reconoce que muchos de los sistemas vendidos a clientes (ERP, CRM) no les han servido para mucho. Las empresas de consultoría se miran las unas a las otras mientras despiden toneladas de materia gris. De repente, un consultor especialista en ERPs que, hace un año, no podía atender las ofertas de trabajo por debajo de los 100.000 euros anuales, está en el paro. Socios que se llevaban a casa 300.000 euros están sentados en su casa pensando en que hacer con una hipoteca de 6.000 euros al mes. ¿Qué queda?

Está claro que si alguien ha reaccionado bien y rápido es IBM. Ha sido la primera empresa en reconocer la preocupación de los Presidentes y Consejeros Delegados por el retorno a sus inversiones informáticas, algo que ya les está costando casi el 50% de sus inversiones actuales, e inventarse una solución: Business on demand. La generación de prestaciones bajo demanda, según IBM, nos permitirá pagar la informática como un variable y, sobre todo, pagar sólo por aquello que utilicemos. Algo que, si estudiamos los bajos niveles de ocupación de los recursos que tienen muchas empresas, parece obvio.

Ahora, CIO Magazine, la revista de los CIOs americana, nos trae un artículo sobre el concepto y busca desmitificar la solución que propone IBM. Según CIO Magazine, ni IBM, ni sus competidores más cercanos (HP y Sun), disponen hoy de la tecnología clave para conseguirlo. La interconexión de sistemas incompatibles, algo habitual en cualquier gran empresa del mundo, sigue siendo una asignatura pendiente y ninguna empresa de las mencionadas tiene aún la respuesta a las necesidades diarias de los directores de informática.

La iniciativa .Net de Microsoft también busca apuntarse al carro de los ofertantes de este tipo de servicios. De momento, lo que IBM sí ha conseguido en que los Presidentes y CEOs escuchen con atención su mantra \”convierte gastos fijos en variables\”, y su publicidad, de gran impacto en las altas esferas, les ha posicionado como ganadores de esta carrera hacia la conversión de la informática en una utilidad, como puede ser la electricidad.

Quizás porque sus lectores son, sobre todo, CIOs de grandes empresas, la revista americana advierte que precisamente ahí está el problema. Si los responsables de informática se dejan llevar por la presión de sus jefes hacia las ofertas de IBM -o de cualquiera de sus rivales en este terreno -hacia la empresa bajo demanda– tendrán que apechugar con los desencuentros de una serie de tecnologías que están todavía por madurar.

IBM, de momento, ya ha posicionado a Websphere como el líder natural en la integración de sistemas incompatibles. Sin duda, en estos momentos es la única de las empresas ofertantes con productos y servicios en todos los ámbitos que solicita el cliente, y eso, en una búsqueda de aminorar los riesgos, supone una ventaja competitiva difícil de igualar.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios