BAQUIA

La ley contra el spam de EEUU, a punto de caramelo

Los usuarios del correo electrónico tienen una nueva arma para limitar la basura que les llega a su buzón virtual, tras la aprobación por parte del Comité de Comercio del Senado de la Controlling the Assault of Non-Solicited Pornography and Marketing Act.

La \”CAN SPAM\” Act impone estándares para controlar los envíos masivos, definiendo el spam como el email que no incluye la dirección del remitente y no ofrece la posibilidad de \’darse de baja\’. La ley obliga a los mensajes no solicitados a estar bien etiquetados (remitentes, asuntos y encabezados correctos) e incluir instrucciones para darse de baja fácilmente. Actualmente existen leyes en 22 estados para perseguir el envío de correos comerciales no solicitados, pero no existe ninguna ley federal, lo que permite a los infractores escapar sin dificultad de las garras de las autoridades.

Además, permite a los ISPs (no a los particulares) emprender acciones legales contra los infractores, sobre los que pueden caer multas de hasta 1,5 millones de dólares y un año de prisión. Los spammers que mientan a la hora de proporcionar su dirección física o virtual también podrán ser perseguidos por la justicia. Los fiscales del estado podrán querellarse contra los spammers en representación de una comunidad de afectados.

A los que se quejan porque la nueva ley puede limitar el email marketing legal, Conrad Burns, senador republicano mentor de la CAN SPAM, les responde que el texto incluye excepciones para los casos en que ya existiese una relación con el receptor (basta con un correo electrónico intercambiado en los últimos tres años).

A propuesta de eBay (donde los licitantes dan a conocer su dirección de correo electrónico), el Senado también aprobó una enmienda para prohibir el envío de spam a las direcciones recolectadas por las Red.

Además, el Comité también dio el visto bueno a la controvertida ley de privacidad, propuesta por el senador Ernest \”Fritz\” Hollings, que permitirá a los usuarios demandar a los sitios web que maltraten cierto tipo de información personal (como los archivos médicos, los datos financieros o la afiliación religiosa).

El Comité de Comercio debe enviar ahora ambas leyes para ser votadas en el pleno del Senado.

  • Más en Newsbytes


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios