BAQUIA

La parte online de AOL Time Warner flaquea

Tambien le llegó a AOL Time Warner el momento de presentar su cosecha del segundo trimestre del año. Y lo que ha puesto sobre la mesa son unos resultados que ponen aún más de manifiesto que la división de Internet del coloso es, cada vez en mayor medida, un lastre.

En total los beneficios EBITDA (antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) se han incrementado un 2% respecto al año anterior, alcanzando los 2.500 millones de dólares. Los beneficios netos (los que tienen en cuenta todo lo que se excluía antes) han sido de 394 millones de dólares, unos 9 centavos por acción, sobre unos ingresos de 10.600 millones. Durante el mismo periodo de 2001 perdió 734 millones, 17 centavos por acción.

Hasta aquí todo resulta más o menos normal. Se trata de unos resultados que no escandalizan a nadie, ni para bien ni para mal. El problema surge cuando, escrutando algo más los números, se descubre que los ingresos obtenidos mediante el comercio y la publicidad (las dos razones de ser de su división de Internet) se han hundido un 42% (en el primer trimestre de 2002 cayeron un 31%).

Además, pese a que las suscripciones se han incrementado un 20% durante estos tres meses, en el apartado online apenas se han logrado 492.000 nuevos clientes, cuando en el mismo trimestre de 2001 sumó 1,3 millones. AOL cuenta en estos momentos con 39,1 millones de suscriptores.

Del carro están tirando las divisiones más convencionales del coloso. Por ejemplo, su parte del negocio dedicado a hacer películas incrementó sus ingresos en un 31%, ayudado en gran parte por éxitos como Harry Potter o Scooby Doo y el dinero obtenido mediante su división de cable creció un 18%.

Una evidencia de que la parte Time Warner cobra cada vez mayor importancia ante la parte AOL, antaño la más fuerte y ahora en constante descenso, es el baile de directivos que se está produciendo. Lo más llamativo ha sido la reciente marcha de Bob Pittman, responsable de los negocios de Internet. A día de hoy, el único directivo surgido de AOL que se mantiene en el puente de mando de AOL Time Warner es el propio Steve Case. A este paso, esta compañía pasara a llamarse Time Warner AOL…

Es un momento delicado para este gigante. La pasada semana, The Washington Post afirmó que AOL Time Warner incrementó artificialmente sus ingresos en unos 270 millones de dólares entre julio de 2000 y marzo de 2002. Ahora que se ha confirmado que, en efecto, la SEC está llevando a cabo una investigación, pero la compañía de Case ha asegurado que sus auditores (Ernst & Young) han revisado todas las transacciones comentadas en el diario estadounidense y han confirmado que están completamente en regla.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios