BAQUIA

La Red aprende idiomas

 

¡Tiembla, Estados Unidos! El incontestable dominio que ejercía EEUU en Internet se está comenzando a tambalear a medida que pasan los años. A pesar de que sigue siendo el rey de la pista y apenas nadie le hace sombra, el resto de países se asemejan a un gigante dormido que está empezando a salir del sueño y promete plantar cara de perro en los próximos años. Un estudio elaborado por Giga Information Group constata que Estados Unidos pierde fuelle en el crecimiento de Internet. Un hecho que no sorprende demasiado: mientras que el resto de los países se dormía en los laureles en un tiempo no demasiado lejano, los yanquis metían velocidad de crucero a la implantación de la Red, ya fuera en el trabajo o los hogares.

En este año que ya toca a su fin, el inglés ha sido el idioma empleado por el 45% de los internautas del planeta. Esta abrumadora cifra representa, no obstante, una caída si se toma como referencia el año pasado. Según Giga Information Group, en 2000, el 51,3% de los usuarios hablaba este idioma. Este leve descenso ha dado alas al japonés, el segundo de la lista, que ha recortado terreno en 2001 quedándose con un 8,4%. En tercer lugar se sitúa el chino (8,4%), mientras que el alemán queda en cuarta posición (6,2%). No es hasta el quinto puesto cuando aparece el español, que presenta un decepcionante 5,4% de cuota. De lo que no cabe ninguna duda es que, con el paso de los años, Internet se convertirá en una Torre de Babel multilingüe donde todos y todo tengan cabida.

Sólo se trata del comienzo, aunque existe una serie de números enormes que deberán tenerse en cuenta en el futuro:

  • 172 millones de internautas de habla inglesa surcan la Red. 163 millones no hablan este idioma (Global Reach).

  • Un tercio de los nodos no está escrito en inglés (Messaging Online).

  • Por cuatro se multiplican las posibilidades de adquirir un artículo online si la página se presenta en la lengua que habla el internauta (www.idc.com).

  • El doble de tiempo permanecen los usuarios cuando el sitio web puede traducirse a su lengua nativa (Forrester Research).

  • 37 millones de americanos no hablan inglés en su casa (US Department of Health).

  • 100 millones de personas acceden a Internet en una lenguaje diferente al inglés (Global Reach).

  • El 50% de las ventas online se producirán fuera de las fronteras estadounidenses (Forrester Research).

  • EEUU, una vieja gloria impotente

    El mal año para Estados Unidos no sólo se ha producido en temas lingüísticos. Las conexiones a la Red a través de banda ancha no han generado datos como para dar saltos de alegría en el periodo que comprende desde la mitad de 2000 a los seis primeros meses de 2001. El porcentaje ha disminuido respecto al año anterior un 50% (ha pasado de crecer un 381% a un 174%), lo que contrasta de forma notable con lo registrado por otros continentes como Latinoamérica, cuyas conexiones de alta velocidad han aumentado un 500% en un año.

    Para más inri, Estados Unidos tampoco ha mostrado buena salud en el número de internautas, cuyo número se ha incrementado un 15%, cifra muy alejada del 30% obtenido a finales de la década de los noventa. Más vitalidad está mostrando Europa occidental que, según datos de Emarketer, cerrará 2001 con 108 millones de navegantes activos, lo que representará un aumento del 50% si se toma como referencia el año 2000. Pero es sin duda la zona de Asia Pacífico la que está llamada a convertirse en la región con mayores tasas de crecimiento de cara al futuro. Si en 2000 disponía de 70 millones de internautas, hoy ya contabiliza 140 millones.

    La paradoja china

    Y la tendencia es a engordar estos datos, ya que uno de los países que integran esta región es China. Aquí se produce la paradoja de que el país más poblado del planeta, con 1.300 millones de habitantes, sólo cuenta con 22,5 millones de navegantes, por lo que se prevé un fuerte crecimiento en los próximos años. Para ello se necesita que el Gobierno chino ejerza manga ancha a la hora de utilizar la Red, un hecho que hasta el momento se ha producido con cuentagotas. Más habituales han sido este año las noticias sobre cierres de cibercafés, por ejemplo.

    Por su parte, Latinomaérica, continente en donde el 95% de los habitantes no disfruta de conexión a la Red, dispone a día de hoy de 25,5 millones de usuarios, aunque para 2003 se confía llegar a los 30 millones. Brasil es el país que se lleva la mitad de los usuarios latinoamericanos, al que siguen México y Argentina.

    África, farolillo rojo

    Más lamentable, pero no menos extraño, es el caso de África, continente en el que apenas 4,6 millones de personas pueden colgarse el cartel de internauta. Hace poco más de un año, un informe de Internet Council\’s State of the Internet sostenía que, a pesar de que en el continente africano vive el 10% de la población mundial, tan sólo un 1% de sus habitantes navegaba con asiduidad. El continente no dispone de la infraestructura necesaria ni los costes pueden ser asumidos por una población que se conforma con comer a diario. Suráfrica copa el 60% de todas las conexiones que se realizan a Internet desde África.

    Por último, cabe reseñar el crecimiento que ha experimentado Internet en el continente asiático durante 2001. Si el año pasado había 1,9 millones de navegantes, a día de hoy se ha conseguido subir hasta los 4,2 millones. Israel es el país asiático más desarrollado en este campo, a lo que contribuye el hecho de que casi el 20% de la población israelí disponga de algún terminal que le permita acceder a la Red, aunque el predominio es de los PCs, existentes en 90 de cada cien hogares.


    Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios