BAQUIA

La (r)evolución del diseño de los PCs

Durante años, hemos asistido a una constante evolución de las capacidades y las prestaciones de los ordenadores. Sin embargo, poco se ha avanzado en el diseño, que sigue siendo prácticamente el mismo que el de los PCs de hace diez años, sólo que con pantalla plana. Parece que todavía estamos muy lejos de interactuar con un PC como el que Tom Cruise manejaba en Minority Report.

Sin embargo, sto puede empezar a cambiar. Inspirados por las innovaciones del estilismo de Apple, otras empresas tecnológicas comienzan a mostrar su interés por dar nuevas formas a sus máquinas y por presentar un producto atractivo, también desde el punto de vista estético.

Los esfuerzos que están haciendo algunas de las más grandes, como Microsoft, HP o Intel, comienzan a dar sus frutos. Estas compañías ya están presentando propuestas sorprendentes, que en estos momentos parecen cosa del futuro, pero que están a la vuelta de la esquina.

Muchos de estos nuevos productos han sido presentados en una conferencia en California llamada “D: All Things Digital”. De todos ellos destaca por encima de todos Microsoft Surface, un nuevo concepto de ordenador que no puede dejar a nadie indiferente.

Surface es el fruto de seis años de trabajo e investigación de la compañía de Bill Gates y el resultado es un PC cuya forma se asemeja a la de una mesa rectangular, con una pantalla táctil que, a modo de tapete, ocupa toda la superficie.

Se trata de una nueva forma de comunicarnos con nuestro ordenador, pues el teclado y el ratón pasan a ser historia; además, sus grandes dimensiones, hacen de Surface una herramienta que pueden usar varios usuarios al mismo tiempo.

El sistema ha sido diseñado, al menos de momento, para que se use en casinos y hoteles, aunque Microsoft tiene previsto que en pocos años se convierta en un aparato que podamos integrar entre nuestro mobiliario de salón. Saldrá a la venta a finales de año.

El aspecto más revolucionario de Surface, además de su forma, es la nueva dimensión en la que nos permite interactuar con el sistema. Surface reconoce los movimientos que se producen sobre la pantalla, gracias a un sistema de cámaras con una tecnología que permite detectar el desplazamiento. Así, cuando el usuario mueve sus manos sobre el tapete, las cámaras transforman el movimiento en órdenes a las que el sistema responde.

Al mismo tiempo que el Surface, otras marcas han presentado otras propuestas muy transgresoras en California, como el TouchSmart de HP, o un PC llamado Black Cristal, desarrollado por una compañía surcoreana que tiene un aspecto similar al de un equipo estéreo.

Sin embargo, el premio al más estrafalario de todos se lo lleva sin duda el Argon, un PC desarrollado por una compañía británica que tiene el aspecto de una calavera metálica con dos incandescentes ojos rojos. La transgresión ha llegado a la informática.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios