BAQUIA

La RIAA se cobra una nueva víctima

La compañía de Arizona Integrated Information Systems (IIS) ha sido condenada a pagar un millón de dólares por permitir que sus empleados intercambiaran ficheros musicales. La empresa ha preferido tirar de cartera antes de que se le interpusiera una demanda por infringir los derechos de autor con los temas que sus trabajadores se pasaban sin la más mínima preocupación.

La Recording Industry Association of America (RIAA), representante de los artistas y las discográficas, ha dado palmas de alegría al enterarse de la noticia y se ha felicitado porque “disuadirá a otras compañías de realizar una actividad similar”. Según ha dado a conocer la asociación, la empresa dedicaba uno de sus servidores exclusivamente para el intercambio de ficheros musicales.

Como la propia RIAA se ha encargado de recordar, uno de los productos estrella que desarrollaba IIS era, irónicamente, un programa para distribuir contenidos de forma segura a través de la Red. Entre ellos se incluían archivos musicales. Aunque la principal actividad de la firma en sus comienzos (1989) era la de consultora, había modificado su estrategia de negocio para ayudar a las empresas que tenían querían hacer negocios online.

La RIAA se enteró del intercambio de archivos musicales que se llevaba a cabo en IIS después de recibir un correo anónimo en el que se denunciaba esta actividad. Por ello, ha agradecido la colaboración de todos aquellos que le ayudan a luchar contra la piratería en Internet.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios