BAQUIA

La RIAA y los piratas quieren que se acabe ya el juicio

Que se acabe ya. Tanto la RIAA como las compañías que sostienen las redes P2P que permiten el intercambio ilegal de canciones han pedido al tribunal que juzga la actividad de éstas que dé por concluido el juicio, iniciado por la asociación que representa a las principales discográficas de estados Unidos.

El alto coste de la minuta de los abogados podría haber forzado la petición de acelerar la sentencia. En esta parte coinciden tanto demandantes como demandados. No ocurre igual, sin embargo, con el final del cuento, que esperan de diferente forma. Ambas partes siguen enzarzadas en demostrar unas (las plataformas piratas) su inocencia, y la otra (RIAA) en denunciar su comportamiento ilícito.

La denuncia, interpuesta hace seis meses por la RIAA contra StreamCast –compañía que llegó a gestionar las redes de Morpheus, Grokster o Kazaa–, arguye que StreamCast siempre ha sido consciente de que con su actividad estaba violando los derechos de autor. Los tres programas sustentados por la empresa permiten el intercambio gratuito de música, películas y software.

A juicio de la RIAA, las tres compañías han hecho todo lo que estaba en su mano para emular el éxito conseguido por Naspter creando \”tiendas que permiten a los usuarios encontrar la música más reciente o películas actuales sin pagar los correspondientes derechos de autor\”.

Por su parte, los abogados de Morpheus señalaron al tribunal que juzga su actividad que dispone de numerosos clientes legales, motivo suficiente como para no cerrar su programa.

Muchos expertos han señalado que el resultado final de este juicio será mucho más trascendente que el que, por ejemplo, llevó al cielo la semana pasada a Naspter. Kazaa, Grokster y Morpheus están construidos con la misma tecnología, denominada FastTrack, que permite a los usuarios intercambiarse todo tipo de archivos a través de una red descentralizada. Esto significa que no es necesaria una compañía que cumpla una función de intermediaria entre los usuarios, como ocurría con Napster.

De ahí la preocupación para muchos expertos: en el fondo, el juicio contra Kazaa, Grokster y Morpheus dictaminará la legalidad o no de las redes P2P.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios