BAQUIA

La venta de CDs volverá a caer en 2003, pero Internet salvará a la industria

Lo peor no ha pasado para las discográficas. Un reciente estudio de Forrester Research afirma que las ventas totales de discos caerán un 6% el año que viene, añadiéndose este porcentaje al 5,1% de descenso experimentado el año pasado. Para 2003 la facturación obtenida por la comercialización de CDs se quedará en los 10.700 millones de dólares en todo el mundo.

Este descenso estará provocado, en algunos casos, por los usuarios que a día de hoy descargan canciones de Internet con cierta frecuencia –más de nueve veces al mes–, ya que disminuirán el gasto en música un 2% en 2003.

El estudio matiza que el 66% de los discos que actualmente se despachan en Estados Unidos van a parar a manos de personas que nunca o casi nunca utilizan Internet para fabricar su discoteca personal.

Pero la renuencia de la gente a pagar el (casi siempre) excesivo precio de los discos no es el factor que provocará la mayor parte de la caída en ventas. Más importancia tiene, según el informe, el paulatino incremento en el precio de los álbumes y la crisis económica.

Entre las personas que hoy descargan más música de la Red que hace seis meses, el 41% reconoce que compra menos discos, mientras que el 19% asegura que ha incrementado sus gastos en este apartado, afirma un estudio elaborado por la RIAA, asociación que lleva varios años luchando por erradicar la piratería de Internet y que se caracteriza por todo menos por la objetividad en este asunto.

El estudio de Forrester no ve tan negro el panorama para las discográficas. A su juicio, la Industria de la música debería aprovechar el campo que ha abierto Internet y lanzar programas de descarga que reúnan la flexibilidad (posibilidad de pasar las canciones a CD o escucharlas en reproductores de MP3) y la oferta que requieren los usuarios.

Lo que a buen seguro no es beneficioso para las discográficas es contemplar el éxito del que gozan los programas musicales ‘legales’ a día de hoy. Y es que el número de abonados es ridículo. Según Forrester, este tipo de plataformas –entre las que se encuentran las dos grandes, Pressplay y MusicNet– han conseguido más de 100.000 usuarios de pago en menos de un año, lo que significa unos ingresos para 2002 de 15 millones de dólares. Kazaa, uno de los mejores programas piratas de música en Internet, ha conseguido esta misma semana 100 millones de descargas de su software.

Las malas cifras de las plataformas legales se enderezarán en 2007. La extensión de las conexiones de alta velocidad impulsará su demanda, lo que les llevará a aglutinar el 17% de las ventas totales generadas por el negocio de la música. Los ingresos podrían rondar los 2.100 millones de dólares, asegura Forrester.

Internet será la salvación de las discográficas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios