BAQUIA

Larry Page y Sergey Brin se meten a cineastas

Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, se han convertido en productores ejecutivos de una película de bajo presupuesto que se estrenará este año. Page y Brin echaron mano de sus inmensas fortunas, valoradas en unos 16.000 millones de dólares por cabeza, para financiar la mitad de los costes de la producción del film, que rondan el millón de dólares.

Titulada Broken Arrows y definida como una historia de amor, fe y destino, la cinta será el primer largometraje del director Reid Gershbein, amigo de los cofundadores de Google.

La amistad data de finales de los años 90, cuando los tres eran estudiantes de doctorado en Informática en la Universidad de Stanford (California).

Se trata de un dato que puede dar pistas sobre cómo piensan gastar su dinero Page y Brin, que sólo ocasionalmente se han permitido algún capricho, como la compra de un Boeing 767 para sus viajes corporativos.

Rodada enteramente en San Francisco (EEUU), la película narra la historia de un hombre que pierde a su esposa embarazada en un atentado terrorista.

De todos modos, empieza a ser habitual que las firmas de tecnología den el salto, a su manera, a la gran pantalla. Así, por ejemplo, Jeffrey Skoll, antiguo presidente de la compañía de subastas en Internet eBay, es el productor ejecutivo de títulos recientes como Syriana y Buenas noches y buena suerte, interpretado el primero y dirigido el segundo por George Clooney.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios