BAQUIA

Las compañías sacan petróleo de los tiempos de espera telefónica

Nada menos que 112 millones de euros se levantaron las operadoras telefónicas e ISP franceses entre 2004 y 2005 por facturación correspondiente al tiempo que esperan al teléfono sus clientes para ser atendidos. No hace falta irse a Francia para saber que, efectivamente, llamar en busca de ayuda técnica suele convertirse en un suplicio.

Pero lo más sangrante es que en el 79% de los casos el usuario llamaba a su proveedor para comunicarle una deficiencia. Un negocio rentable, si bien de dudosa moralidad: te saco una pasta por tenerte el tiempo que quiera esperando que me cuentes el mal servicio que te doy.

No le ha quedado más remedio a François Loos, ministro de Industria del país galo, que tomar cartas en el asunto. Ha anunciado que el tiempo de espera al teléfono debería ser gratis antes del próximo año, tras sentarse a dialogar con usuarios, operadores de telefonía e ISP.

De todos modos, parece que las empresas van entrando en razón -no por conmiseración hacia el consumidor, sino por la endiablada competencia-. Según BandaAncha, en un par de meses o tres el tiempo de espera no costará nada en Wanadoo, como ya ocurre en Telecom Italia o, relativamente, en Ya.com.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios