BAQUIA

Las denuncias se le acumulan a PayPal

Todo lo que sube, baja. PayPal, compañía de Silicon Valley que realizó una fulgurante salida a Bolsa la semana pasada y cuya actividad se centra en ofrecer servicios de pago en Internet, ha sido demanda por la firma Jacoby & Meyers por no permitir a sus clientes el acceso a su propio dinero. \”Con la excusa de que necesitan proteger a los consumidores de fraude, ellos mismos están cometiendo abusos fraudulentos\”, señaló un abogado de la firma, quien sustentó la demanda en los cientos de quejas que ha recibido por parte de los usuarios de la empresa.

La obstrucción de los clientes a sus cuentas es habitual en PayPal. Siempre que la compañía sospecha que se pretende cometer un presunto fraude en la transacción, opta por denegar la entrada. Pero ahora el problema se ha agrandado, ya que los usuarios ni pueden aceptar más pagos a través de PayPal ni tampoco tienen la posibilidad de retirar su dinero hasta que la compañía conceda el visto bueno a la transacción. Nada malo (la seguridad es lo primero), si no fuera porque el proceso se puede dilatar varios días o incluso semanas.

Este no es el único obstáculo que debe salvar la compañía de pagos a través de Internet. Una semana antes de pisar el parqué bursátil, fue acusada de infringir la ley de propiedad intelectual y el Estado de Louisiana (Estados Unidos) solicitó el fin de sus operaciones en la zona al no contar PayPal con la licencia necesaria. A esto se añade que diversos legisladores de Nueva York, California e Idaho han cuestionado la compañía por operar como un servicio bancario sin estar autorizada para ello.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios