BAQUIA

Las PCs argentinas se ríen de la crisis

Mientras docenas de compañías cierran sus puertas cada semana, el rubro de la tecnología sigue creciendo tanto en América Latina como en la Argentina, y las PCs se venden más que nunca. La respuesta estaría dada por la todavía fuerte expansión inicial de Internet y por una \”percepción psicológica\”.

Basta con leer el diario todas las mañanas para armar una lista semanal de numerosas empresas que emigran del país hacia un nuevo horizonte. O mejor dicho a un \”belo horizonte\”, si corregimos el término al idioma de la nueva tierra prometida. Mientras en la Argentina la desesperación se eleva a la décima potencia, en el resto de América latina los países comienzan a dar signos de reactivación, en especial en el ámbito de las compañías de tecnología, rubro que también parece ser una excepción dentro del caos nacional.

Posiblemente por el pesimismo justificado que ronda en Argentina, algunos se sorprenderán al leer que el mercado de PCs en la región creció un 47 por ciento durante el tercer trimestre de este año. Sí, así, como lo lee. Según los datos que conforman el reciente informe presentado por Dataquest, una de las unidades del prestigioso Gartner Group, los cargamentos de computadoras personales llegan casi a 1,9 millón (un millón novecientas mil) de unidades en el tercer trimestre de 2000, contra un millón trescientas mil en el mismo periodo del año pasado.

¿Alguien puede explicar esto?

Cuáles pueden ser las razones por las que se consumen más computadoras de uso personal cuando está \”todo mal\”. Según Luis Anavitarte, director de investigaciones para Gartner Dataquest de América latina, la solución al crucigrama chino se encuentra en las mejoras de las condiciones de las economías líderes de la región, especialmente en la de Brasil, que insinúan una recuperación. \”A su vez, el crecimiento está siendo impulsado por estrategias creativas de marketing por parte de las compañías fabricantes de PCs, por parte de los vendors y de los distribuidores, así como por un reconocimiento creciente de que la IT es una clave para facilitar el desarrollo económico de la región,\” opina Anavitarte. A lo que agrega que \”curiosamente, debido a una estabilidad o incluso a la suba de precios, existe un balance regional entre las ganancias de las factorías y el crecimiento de los embarques\”.

En este celebrado crecimiento hay empresas que tuvieron más motivos que otras para alzar la copa a la hora del brindis. Una de ellas es Hewlett-Packard que mostró embarques por 98 mil unidades durante este tercer trimestre logrando el mayor crecimiento de la industria, un 37,4 por ciento en comparación con las 71 mil del mismo periodo de 1999.

En cambio, una a la que el champagne se le quedó sin burbujas fue Acer, cuyo crecimiento cayó un 20 por ciento. Sin embargo, este tropezón puede no ser considerado una caída, debido a las excepcionales ventas obtenidas por la empresa a través de Teléfonos de México (TELMEX) en el tercer trimestre de 1999.

Siguiendo los estudios del Gartner, los embarques de computadoras personales destinadas al segmento hogareño mostraron un crecimiento del 65 por ciento, mientras que el segmento profesional sólo creció un 34 por ciento. Vale recordar que el segmento profesional representa el 43 por ciento de los embarques hacia la región, mientras que el market share del segmento hogareño fue del 40 por ciento.

En el contexto regional, Brasil fue el país número uno, con una participación en el mercado del 42 por ciento de los cargamentos, mientras que México se ubicó en el segundo lugar con un 27 por ciento. Por su parte, la Argentina logró el eterno tercer lugar del ranking, pero con una participación lejana a los dos primeros puestos: 9 por ciento.

La número uno

Si bien fue HP la que mostró mayor crecimiento, Compaq sigue estando a la cabeza del mercado. Lejos de aquellos tiempos en los que su nombre era el bocadillo preferido al momento de masticar malos resultados, la compañía liderada por Capellas ha tenido embarques en la región por más de 415 mil equipos durante el tercer trimestre, según Dataquest, y ha logrado en forma individual un crecimiento del 36,1 por ciento, con respecto a las 305 mil unidades del mismo periodo de 1999.

Fiel a la tradicional política de no dar cifras que la empresa practica a raja tabla, Dario Weinstein, gerente de productos para consumidores de Compaq Argentina, contesta con un \”confidencial\” cuando se le pregunta cuántas computadoras vendieron en lo que va del año en América Latina y en Argentina.

Para tratar de echar luz sobre el tema, Weinstein aclara que las ventas en Argentina han sido \”exitosas\” y que el país se encuentra en tercer lugar en la región (\”Primero lejos México, segundo Brasil y la Argentina muy cerca\”) en el nivel consumo hogareño (con la línea Presario) y sexto a nivel mundial.

Según el gerente \”el exito se debe a una sumatoria de variables: un producto confiable, con un bajo nivel de fallas tecnicas (menos del 2 por ciento) y un excelente servicio post venta, en el cual hemos incrementamos el stock de repuestos para disminuir el tiempo de raparación de una PC y hemos extendido el horario de atención en nuestro servicio 0-810 de post venta\”.

Otra explicación podría estar en el hecho de que la mayoría de los compradores de PCs tienen la vista puesta en Internet y Compaq es la única que ha sabido vender, como lo muestran las publicidades televisivas, un producto que con solo presionar dos botones posibilita navegar. \”Ofrecemos la PC con el sistema mas fácil de acceso a Internet, gracias a nuestro teclado con botones de acceso directo\”, se vanagloria Weinstein. Esto, más una agresiva política de precios y el respaldo de una marca ya impuesta podrían conformar los secretos del éxito.

En el plano local, Enrique Carrier, director de Prince&Cooke, afirma que se estiman ventas por 800 mil unidades para fines del año y que esto marcaría un crecimiento del 30 por ciento con respecto al año pasado. Estas cifras encontrarían su explicación en \”el efecto Internet\” y en el hecho de que fue un buen año para el retail.

Pero esto no es todo. El crecimiento sería ayudado por un efecto psicológico: \”Por empezar, los 800 mil equipos son comprados en su mayoría por el nivel ABC1, pero hay que tener en cuenta que en muchos hogares de clase media existe la sensación de que Internet es más que un juego y se estén empezando a resignar otros consumos porque los padres lo ven como una inversión en el futuro de los hijos\”. Según la explicación de Carrier, la percepción de la Red ha superado el concepto de entretenimiento para transformarse en algo tan importante como pagar la cuota mensual del colegio o un curso de inglés.

Así, mientras en el resto de los países del continente de habla latina el crecimiento de las ventas de computadoras se produce gracias a la reactivación de la economía, en nuestra querida Argentina se debe en parte a un cambio en la escala de valores que la familia de clase media utiliza para repartir su salario.

Por ahora, el impulso que trae la primera ola de masificación de la Red de redes y la fundada percepción psicológica mantiene en pie a los principales fabricantes de PCs. Y mientras el resto del mercado tiembla, las tecnológicas parecen tener de donde aferrarse. Ahora habrá que esperar que la situación del mapa general cambie para que nuestra mente empiece a tener buenas percepciones más seguido y en varios ámbitos. Si no terminaremos todos en el sillón de un psiquiatra.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios