BAQUIA

Las puntocom, de saldo

Una vez más, el estudio trimestral de Webmergers pone de manifiesto lo que todo el mundo sabe. Las compañías, de Internet, diezmadas por la coyuntura económica e incapaces de alcanzar en la mayoría de los casos el punto de equilibrio, son una ganga. Especialmente aquellas que se ven obligadas a cerrar, se declaran en quiebra o tienen que desmembrarse para evitar la muerte.

Así, Webmergers asegura que los restos de 162 compañías de Internet se vendieron por más de 2.000 millones de dólares (274 millones de dólares en el primer trimestre, 807 en el segundo, y 979 en el tercero) durante los nueve primeros meses de 2001. El presidente de Webmergers, Tim Miller, asegura que los continuos sobresaltos han producido una cultura de rapiña, de forma que los \”buitres\” revolotean dispuestos a lanzarse sobre la primera presa que muestre síntomas de desfallecimiento. Para él, la razón de que las cifras trimestrales vayan subiendo se debe al hecho de que cada vez son más las compañías con infraestructura y no sólo bases de datos de usuarios o URLs sin valor que se ven forzadas a echar el cierre. La mayoría de los compradores son a su vez compañías de Internet o tecnología que cotizan en Bolsa y que se sirven de las adquisiciones para obtener nuevos clientes, rellenar una línea de producto o hacerse con bienes intangibles tales como patentes u otros derechos.

  • En Newsbytes

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios