BAQUIA

Las redes de sensores se vuelven importantes

Un detector de presencia utiliza un sensor para darse cuenta, por ejemplo, de que alguien ha entrado en una habitación. Cuando este sensor es capaz de comunicarse con otros y configurar una red es cuando se puede hablar de un sistema de seguridad de un edificio. Los sensores, comunicándose entre sí y pasando la información a un ordenador central de la red, permiten controlar los movimientos en un edificio. Las redes de sensores permiten también vigilar el proceso físico de movimientos de almacén y prever roturas de inventario a costes muy aceptables.

Este tipo de redes, cada vez más baratas, se están convirtiendo en el objetivo de más de una compañía informática. El New York Times explica que será la propia IBM la que intente liderar este mercado. Para conseguir este objetivo, la empresa dedicará más de 1.000 personas y una inversión de 250 millones de dólares. Que el tema es de actualidad lo confirma el acuerdo firmado entre HP y la consultora Bearing Point con el mismo objetivo.

Otro desarrollo interesante son los RFID, pasivos para identificación de productos por radiofrecuencia, que son ya del tamaño de un papel y más barato que los que necesitan emitir, ya que no es necesario que lleven batería. El propio identificador se nutre de la señal que le envía el lector. Esta oferta cubre áreas en las que los RFID de radio no pueden ser aplicados debido a su coste.

Lo que está claro es que las redes de sensores serán pronto tan frecuentes o más que las de ordenadores. Utilice en su entorno de empresa sensores en red o algún competidor lo hará antes que usted y le quitará ventaja competitiva.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios