BAQUIA

Las subastas online ponen buena cara al mal tiempo argentino

Aún en tiempos tan difíciles como los que vive Argentina en la actualidad, se pueden hacer algunos negocios. Internet puede jugar un papel importante. El que no lo crea puede preguntar a los directivos y a los clientes de DeRemate.com, una compañía de subastas en línea, financiada entre otros, por Merrill Lynch y Citigroup.

Resulta que en un país que verá como este año su PIB disminuirá un 15%, y en el que las ventas de los supermercados se están desplomando, DeRemate (remate significa subasta en Argentina) ve como sus ventas mensuales aumentan más de un 40% en términos reales frente al mismo periodo del año pasado.

El número de nuevos productos que fueron \”colgados\” de su website para ser subastados fue de nada menos que 100.000 en agosto pasado. Un tercio de las ventas de DeRemate se están realizando en Argentina en la actualidad. Es más, los ejecutivos de la empresa liderada por Marc Oxenford, obtuvieron beneficios en Argentina durante el primer semestre de este año, un hecho prácticamente utópico para cualquier compañía argentina dedicada al mercado local en la actualidad.

Un cambio en la estructura de la economía…

¿Cuál es el secreto? Para las asfixiadas clase media e, incluso, clase media-alta argentina, comprar productos nuevos que no son indispensables es un sueño, pero a algunas personas les sobra algo de dinero para adquirir bienes en los mercados de segunda mano (televisores, electrodomésticos, ropas etc…), que antes compraban en grandes almacenes…

Muchos de los 2,7 millones de internautas argentinos, según cifras de IDC, pertenecen a esta franja, relativamente privilegiada, de la población. Internet es un medio excelente para la localización y comparación de productos.

…al que se acopla bien la institución del rastrillo real y virtual

Según el periódico Clarín, más de 6 millones de argentinos se dedican al trueque, mediante el cual intercambian servicios (corte de pelo, guardería de niños) por otros servicios y/o productos. Otra institución que ha aflorado es la del rastrillo en donde muchas familias se desprenden de productos que no les son imprescindibles a cambio de algo de dinero.

No es de extrañar que los rastrillos virtuales y las casas de subastas online prosperen en este entorno. Ante el magro panorama de ventas, muchas grandes empresas (entre ellas IBM y Sanyo) decidieron deshacerse de parte de sus inventarios a precios de ganga ofreciendo sus servicios en DeRemate.

Pero el éxito de websites de subastas en línea como DeRemate, no parece ser suficiente como para que el volumen de comercio electrónico crezca en Argentina. Las ventas de comercio electrónico en Argentina bajarán a 900 millones de dólares este año de 1.600 millones de dólares el año pasado.

Con todo, en 1999 el mercado argentino de comercio electrónico sólo facturó 50 millones de dólares. El bajón del presente año también está relacionado con la depreciación de más del 300% del peso frente al dólar, que, en términos de dólares, tiene el efecto de bajar las cifras de facturación.

Un reflejo de que el mercado de productos del hogar y para el hogar en Internet está al alza en Argentina, a pesar de la tremenda crisis, es que IDC pronostica un aumento de la facturación de comercio electrónico de \”productos de la vivienda\” de más de un 50% este año. En concreto, la consultora estima que este año se facturarán 182 millones de dólares frente a los 121 millones obtenidos el año pasado.

DeRemate.com, es junto a Mercado Libre (de la que Ebay posee un 19,5%) el mayor website de subastas de América Latina. DeRemate tiene sitios web locales en 10 nodos nacionales de la región y en EE UU: Por su parte, Mercadolibre está presente en ocho países latinoamericanos, en España y en EE UU (Ebay).

Los modelos de negocio de Internet de las subastas en línea y el comercio electrónico se amoldan bien a los cambios en las estructuras económicas de países que están lejos de atravesar una buena situación económica.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios