BAQUIA

Las telecomunicaciones afrontan el sprint final de la liberalización en Latinoamérica

La tarifa de interconexión (a línea fija) promedio latinoamericana fue de 2,32 centavos de dólar en 1999 y bajará hasta 1,09 dólares por minuto en 2004, según Morgan Stanley. Pero Latinoamérica es una región heterogénea, con diferentes situaciones. Hagamos un repaso país por país.</p>

Brasil: ¿Realmente se trata de Robin Hood?

<p>La tarifa de inteconexión a línea fija brasileña es de dos centavos de dólar por minuto y podría bajar a 1,9 centavos de dólar/ minuto en 2001. Según las regulaciones que imperan en la actualidad, la tasa debería reducirse hasta 1,16 centavos por minuto en el año 2004. Estas tasas son relativamente bajas. Sin embargo, hay gato encerrado: el Congreso brasileño se ha sacado de la manga un impuesto (aunque el Gobierno de Cardoso, cual Robin Hood, afirma que es una especie de "regalo"} con la noble finalidad de aumentar la penetración de servicios de telecomunicaciones en el país.

Según el impuesto, todas las empresas de telecomunicaciones deberán pagar un 1% de sus ingresos al Fondo de Universalización de los Servicios de Telecomunicaciones (FUST). Para los operadores de telefonía fija las cosas no podrían ir mejor; los fondos obtenidos con el impuesto irán a parar a estas empresas (que no a las de telefonía móvil) para ser invertidos en proyectos que beneficien a los sectores más desfavorecidos de la población.

Vamos que, en el fondo, este impuesto es una tarifa de interconexión encubierta, de la misma manera que toda tarifa de interconexión cuyo nivel no esté establecido por la oferta y la demanda no es otra cosa que una redistribución de riqueza desde las operadoras de reciente llegada al sector hacia la operadora dominante. Al pan, pan y al vino, vino.

México, menudo recorte

Avantel, Alestra, MCM Telecom, Bestel y otras compañías están de enhorabuena. Hasta ahora, Cofetel, el regulador mexicano, les hacía pagar 3,05 centavos de dólar por minuto, el doble de lo que pagan las operadoras estadounidenses (y una cifra récord en la región) por la utilización de la red de Telmex. Pero esta situación se acabó. A partir del año que viene la tarifa será recortada a 1,25 centavos de dólar por minuto, según decidió Cofetel el mes pasado. La idea de Cofetel es ir ajustando a la baja la tarifa en los próximos años, hasta que su nivel equivalga al coste en que incurre Telmex en el mantenimiento de su red.

La reducción de la tarifa supone un paso importante en el proceso de obtener una mayor competencia en el sistema telefónico mexicano, aunque de poco sirve la reducción de la tarifa cuando, como argumentan Alestra y Avantel, Telmex a veces les niega simple y llanamente el acceso a su red. Sin embargo, momentáneamente las cosas deberían ir mejor para compañías como Avantel y Alestra.

Un estudio de Karim Samii y Darin Batchmann, analistas de Donaldson y Lufkin & Jenrette, afirma que el EBITDA (beneficios antes de impuestos, intereses y depreciaciones) de Alestra en 2001, una vez incorporada la baja en la tarifa de interconexión, será de más de 112 millones de dólares. Si la tarifa hubiera permanecido en 3,05 centavos de dólar, el EBITDA hubiera sido de sólo 55 millones de dólares.

Argentina, cambios importantes

El Gobierno de Fernando de la Rúa ha iniciado su legislatura con ciertas dificultades, según muchos observadores, pero en materia de telecomunicaciones parece estar acertando. Por lo menos eso parecen opinar los que abogan por una apertura del sector y la bajada de las tarifas de interconexión.

Una de las primeras medidas del nuevo ejecutivo fue el recorte de la tarifa de 2,35 centavos de dólar por minuto hasta 1,1 centavos por minuto a partir de noviembre de 2000 (ahí es nada: una rebaja del 53%), lo que supone una muy buena noticia para empresas como Impsat, Bell South y CTI. El recorte coincide con la apertura del sector a más empresas en el servicio de telefonía local, que hasta ahora estaba reservado a Telecom Argentina (France Telecom) y Telefónica de Argentina (Telefónica).

Chile, campeón de la liberalización una vez más

Como en tantas otras materias económicas, Chile supone un mundo aparte que, generalmente, está varias galaxias por encima del resto de la región. Esto se refleja en una tasa de interconexión que actualmente asciende a 0,6 centavos de dólar por minuto y que, además, permanecerá en ese nivel. La Ley de Telecomunicaciones de 1999 se "atrevió" a entrar en un tema que es tabú para la gran mayoría de los países latinoamericanos: el alquiler por separado de distintos elementos de la Red de telefonía local de la telefónica dominante (en inglés, "unbundling of the local loop"}.

De esta manera, los competidores de la telefónica dominante podrán elegir ciertos elementos de la Red en los que estén interesados (como hosting de equipos, servicios para el cliente final y mantenimiento de la red para terceros), en vez de pagar por el conjunto de la red a través de la tarifa de interconexión general.

Perú, bajando desde niveles muy altos

Los analistas de Morgan Stanley pronostican un descenso de la tarifa de interconexión peruana desde los 2,9 centavos de dólar por minuto de 1999 hasta 2,5 centavos este año, y hasta 1,2 centavos en 2004. El mercado peruano se caracteriza por una competitividad baja, comparado con otros países de la región.

Venezuela, malas notas en la asignatura desreguladora

Tras México, Venezuela ha sido tradicionalmente el país con las tarifas de interconexión más altas en la región. Para ser exactos, 3 centavos de dólar por minuto en 1999. Este año están situadas en 2,5 centavos, y para 2004 se espera que se reduzcan hasta 1,2 centavos. La telefónica dominante, Cantv, es la principal beneficiaria del alto coste de la tarifa, dado el nivel de ingresos y la menor competencia.

Sin embargo, resulta interesante que Venezuela sea el único país latinoamericano donde el número de usuarios de telefonía móvil es superior a los de línea fija. ¿Será que la mayor competencia en materia de móviles está mejorando mucho la calidad de este servicio frente al de la telefonía fija? Porque, si bien Cantv domina claramente en telefonía fija, en telefonía móvil es superada significativamente por la "intrusa" Bell South, que a través de Telcel dispone del 65% del mercado, frente al 35% de Movilnet (Cantv).


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios