BAQUIA

Las tiendas online, a la conquista de [email protected] adolescentes

Los adolescentes son uno de los públicos más difíciles que hay, si no el que más. Ofréceles webs que satisfagan todas sus necesidades, o te rechazarán. Volubles, caprichosos a veces, sus gustos pueden dar bandazos con enorme facilidad. Sin embargo, no por ello su importancia es menor.

De hecho, constituyen uno de los grupos más atractivos para las tiendas en Internet. En ocasiones tienen un elevado poder adquisitivo, derivado del status socioeconómico de sus familias; y a veces disponen incluso de sus propias tarjetas de crédito. Y, si no tienen tarjetas, es igual: algo más del 60% de los adolescentes de EEUU pide a sus padres que compren productos que han visto en la Red. En aquel país, uno de cada cinco internautas es adolescente.

El asunto alcanza incluso al diseño de los comercios digitales, y no solamente a los contenidos que ofrecen. Cada vez más webs cambian sus formatos, o desarrollan uno radicalmente nuevo, con el objetivo de ofrecer al público más joven una oferta con la que éste se identifique en materia de tendencias, estilos de vida, etc.

Un estudio de Teenage Research Unlimited asegura que el 49% de los chicos ha comprado algo online en alguna ocasión, frente al 41% de las chicas. Además, especificando algo más por edades, el informe dice que el 54% de los adolescentes de 16 y 17 años ha hecho adquisiciones en Internet. De hecho, los expertos consideran que 16 años es la cifra mágica cuando se habla de adolescentes en la Red.

Baste un dato: este año, el gasto online de los adolescentes europeos y estadounidenses sumará 10.600 millones de dólares, lo que supondrá un notable incremento con respecto a los 1.300 millones de dólares de 2001. El impulso para este aumento vendrá de la mano de una mayor disponibilidad de tarjetas prepago, según Datamonitor.

La propia Datamonitor dice que las webs dirigidas a niños y adolescentes deben tener un diseño claro y despejado, para facilitar la comprensión de los contenidos. Y, cuando consiguen que los usuarios repitan sus visitas, entra en juego la publicidad. Aquí hay un aspecto muy relevante para los anunciantes: los jóvenes suelen compartir los recursos y la información que consiguen en la Red, lo que significa que si la publicidad engancha a uno, posiblemente compartirá el mensaje con sus amigos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios