BAQUIA

Los alemanes no conceden la mano de Deutsche Telekom a Liberty

Las autoridades antimonopolio alemanas han echado por tierra una operación valorada en unos 5.500 millones de euros. Los protagonistas son Deutsche Telekom AG, que quería vender seis de sus redes de cable que llegan a 10 millones de hogares alemanes, y el grupo de cable estadounidense Liberty Media, que pretendía adquirirlas.

La empresa de telecomunicaciones germana habría conseguido con esta venta reducir considerablemente su deuda, mientras que Liberty se hubiera convertido en el principal operador de cable del Viejo Continente. Ahora a Deutsche Telekom no le queda más remedio que buscar otro posible comprador, probablemente no tan ventajoso, y todo apunta a que el principal beneficiado de esta ruptura sería su competidor de origen británico Compere Associates.

Ulf Boege, máximo responsable de la oficina antimonopolio, ha justificado su decisión asegurando que “sería significativamente peor para la estructura competitiva de los mercados de cable de Alemania”, aunque otra razón aún más importante que también ha apuntado Boege es la necesidad de mejorar la actual red de cable, algo que no quedaba muy claro en la propuesta presentada por Liberty. Las autoridades germanas ya habían adelantado que la inversión de 8.300 millones planeada por la compañía estadounidense era “vaga”, pero Liberty no había mostrado ningún interés en cumplir las demandas de los alemanes.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios