BAQUIA

Los cartujos no hablan… pero se conectan a Internet

Los habitantes de la localidad burgalesa de Cartuja de Miraflores, una veintena de eremitas dedicados a la oración y al silencio, se han adecuado al desarrollo de las nuevas tecnologías y han recurrido a Internet para explicar al mundo las razones de su aislamiento e invitar a quien lo desee a sumarse a su modo de vida.

Los cartujos, según señalan en la página, recurren a las nuevas tecnologías de la Sociedad de la Información a través de la Red para no transgredir su compromiso de silencio.

\”Para ser cartujo se necesita sentir la llamada de Dios o vocación; se requiere buena salud, no sólo física, sino también psíquica. La adaptación a la soledad exige un carácter equilibrado y madurez humana\”, advierten los cartujos a los posibles aspirantes a ingresar en su orden, que tiene más de nueve siglos de antigüedad.

La vida contemplativa asumida por los monjes albos, caracterizada, según ellos, por la soledad, el silencio, los ayunos y la constante interrupción del sueño, exige fortaleza, por lo que restringen la entrada a su orden a personas de entre 19 y 45 años en buen estado físico.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios