BAQUIA

Los comerciantes tiemblan por la rebelión contra las cookies

Nunca fueron demasiado populares entre los usuarios, pero cada día que pasan son aún más rechazadas si cabe, para desesperación de los comerciantes. Hablamos de las cookies, esos pequeños archivos para husmear las costumbres de navegación en Internet y que son utilizadas por las tiendas online para generar patrones y marketing de ventas, pues permiten conocer con gran precisión los gustos y necesidades de los consumidores.

Unos consumidores que, cada vez más, están dando la espalda a las cookies, fundamentalmente por miedo a que sean parecidas a virus o programas de espionaje. Según Jupiter Research, hasta un 39% de los usuarios las borra cada mes. Además, la gente muestra una creciente tendencia a elegir configuraciones de privacidad que evitan de antemano que cookies de terceros se descarguen en sus PC.

Los expertos creen que cuando más de un 10% de los consumidores se dedica a eliminar estos archivos, la cosa se pone realmente fea para los comerciantes, porque éstos se ven prácticamente imposibilitados para tomar decisiones fiables sobre lo que desea el público.

En realidad, no se puede decir que las cookies sean peligrosas o dañinas, independientemente de que ciertas páginas hagan una utilización espuria del asunto. Pero es verdad que el marketing enfrenta un grave problema con esta rebelión de los usuarios. Porque borrarlas equivale a eliminar el historial de un usuario, por decirlo de algún modo.

Es decir, si el 39% de los consumidores borra sus cookies una vez cada mes -y un porcentaje más elevado las ha eliminado en alguna ocasión-, muchos internautas vuelven a nacer a efectos publicitarios. Lo que los profesionales del ramo sabían de ellos se esfuma. Deben volver a empezar.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios