BAQUIA

Los derechos de autor se revelan

La asociación Gedeprensa, creada por Prisacom, Unidad Editorial, Grupo Godó, Corporación de Medios de Nuevas Tecnologías y Editorial Prensa Ibérica con el objetivo de proteger sus derechos de propiedad intelectual, está que trina.

Según nos cuenta Idoia Salazar (en las páginas de pago de El País), la asociación cree que sus miembros están perdiendo más de 90 millones de euros al años por la actividad -según ellos ilegal- de las agencias de press clipping . En el artículo se explica que estas empresas ingresan anualmente entre 22 y 25 millones de euros.

Las editoriales ya consiguieron en su momento que el Gobierno creara un canon para cubrir las copias privadas que se hacen y que, básicamente, pagan las empresas fabricantes de productos de reprografía para compensar a los editores de sus \”pérdidas\”. Gedeprensa entiende que ellos, al no estar cubiertos como periódicos y revistas por este canon -que habla de publicaciones de más de 48 páginas, es decir, libros- deberían beneficiarse de una fórmula similar que les compensara de las pérdidas. Según datos citados en El País procedentes de CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) en España se fotocopian 3.493 millones de páginas de libros, periódicos y revistas. De éstas, 611 millones proceden de prensa y 171 millones de revistas. En total se estima que el valor de mercado de los textos fotocopiados asciende a 210 millones de euros.

Son cifras importantes y Gedeprensa quiere dar la batalla al sector. Las agencias de press clipping son, en general, pymes con rara vez más de 10 empleados que creen tener derecho a recopilar copias de cuanto se publique y sea de interés para sus clientes.

La llegada de Internet convierte el problema en agudo. En menos de dos años, la mayoría de los medios tradicionales ha colocado la casi totalidad de sus artículos en la Red. Ahora es más fácil, con las herramientas adecuadas, recopilar información de una editorial y \”empaquetarla\” para el gusto de cualquier cliente. Esto, según Gedeprensa, es completamente ilegal y la batalla que se ha puesto en marcha contra Periodista Digital (el autodenominado \”el periódico de los periódicos\”), no es más que una muestra de las batallas que se van a librar en los medios en defensa de sus contenidos.

A nuestro modo de ver, lo que falta es un modelo serio de intercambio de información, en el que toda la cadena de valor pueda recibir lo que aporta a la totalidad del producto. No es sencillo, pero creemos que el dar la batalla legal no es la respuesta. Quizás Periodista Digital debería ser un producto de Gedeprensa y no de un periodista particular, David Rojo, que ha llegado para ocupar una tarea que se demanda. La necesidad existe, -de ahí el éxito de la publicación- y si los que pueden no dan respuesta, siempre hay alguien que salta al ruedo para cubrir dicha necesidad. ¿No sería más práctico que se hablaran directamente en vez de a través de sus abogados?.

Otra alternativa es que Periodista Digital fuera aceptado como \”empaquetador\” de noticias y llegará a un acuerdo con los medios para compensarles en dinero o en especie. Por ejemplo, sirviendo como piloto de pruebas antes de lanzar productos de pago por uso…

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios