BAQUIA

Los dos formatos sucesores del DVD alejan posiciones

Es sabido que dos contrincantes se disputan el puesto de sucesor del DVD: Blu-Ray es el formato impulsado por la japonesa Sony y apoyado por empresas como Apple, Dell, HP o Panasonic. Su capacidad de almacenamiento será de 50 GBs (los DVDs actuales almacenan 4,7 GBs) en un disco de dos capas. Por el contrario, HD DVD, promovido por Toshiba con el apoyo entre otros de NEC y Sanyo, tendrá capacidad para 45 GBs en tres capas.

Los estudios de cine 20th Century Fox se han decantado por utilizar el formato Blu-Ray en detrimento de su rival. Por su parte, Paramount, NBC y Warner tienen previsto sacar al mercado alrededor de 70 películas en formato HD DVD este mismo año. Estas posturas radicalmente enfrentadas alejan la posibilidad de unificar ambos formatos y lanzar un modelo único a finales de este año o en 2006, como se había especulado recientemente. Los expertos consideran ahora que habrá que esperar al menos hasta 2007 para que uno de los dos modelos se imponga sobre el otro, o bien para que los fabricantes de hardware y software pongan en el mercado reproductores compatibles con los dos sistemas.

En algo sí parecen haberse puesto de acuerdo ambas tecnologías, y es en el sistema de protección antipiratería que emplearán. Las dos han optado por la misma tecnología DRM (Digital Rights Management), y utilizarán AACS (Advanced Acces Content System) para evitar copias ilegales. Blu-Ray incorporará además BD+, un sistema que permitirá a los generadores de contenidos actualizar el código de los reproductores que hayan sido pirateados, y también Rom Mark, una nueva tecnología de identificación que funciona con una marca de agua que será incluida por defecto en los discos copiados, y que permitirá identificar al autor de la copia.

Las actitud de ambos consorcios no deja de recordar a niños riñendo en el patio del colegio: Toshiba se ha apresurado a declarar que su sistema de protección anticopia es más fiable; por su parte, hace unas semanas, la Blue-Ray Disc Association (BDA) hacía pública una encuesta -obviamente patrocinada por la propia BDA- según la cual su tecnología era mayoritariamente preferida por los usuarios. En realidad, el principal inconveniente de Blu-Ray es que al tratarse de una arquitectura de almacenamiento totalmente nueva, es necesario modificar por completo el proceso de fabricación de los discos, lo que ralentiza y encarece su salida al mercado. Por el contrario, HD DVD puede ser fabricado ya en las plantas actuales con apenas unas mínimas variaciones.

En cualquier caso, una disputa en la que probablemente el mayor perjudicado acabe siendo el consumidor.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios