BAQUIA

Los fabricantes de productos electrónicos defienden las redes P2P

Las redes P2P ­–utilizadas fundamentalmente para realizarlibre intercambio de música, películas o software-, “ni son ilegales niinmorales”. De esta forma se pronunció Gary Shapiro, CEO de la Consumer Electronics Association enuna conferencia sobre tecnología celebrada en San Francisco. Shapiro resumía elsentir general de los fabricantes de tecnología, que critican de formareiterada las pretensiones de someter sus productos a los dictámenes de laIndustria de la música y el cine.

La cuestión esencial paralos que defienden los derechos de autor es que descargar música de la Web esinmoral o ilegal”, comentó Shapiro durante su discurso. “Pero no es ni lo unoni lo otro”, matizó. El directivo criticó las nuevas leyes quepretenden imponer los estudios de cine y las discográficas, ya que, a sujuicio, no se han redactado partiendo de análisis “serios”.

Hasta el momento, losfabricantes de productos tecnológicos para el consumidor se habían mantenidoneutrales en la batalla que enfrenta a Hollywood y las discográficas contra losISPs y las compañías tecnológicas por al respeto de los derechos de autor.

De hecho, la ConsumerElectronics Association siempre había puesto todo el cuidado del mundo enagradar a ambas partes. Por un lado, comprendía los esfuerzos por hacerrespetar el copyright y, por otro, trataba de no defraudar a sus clientesdesarrollando productos acorde a sus requerimientos. Pero su postura ha variadoa medida que la Industria de la música y el cine se ha empecinado en cazar atodos aquellos que violen los derechos de autor. También contribuyó a su cambiode actitud la propuesta de ley presentada en el Congreso de Estados Unidos paraforzar a losfabricantes de productos electrónicos a que modifiquen sus productos con elfin de evitar que contribuyan a violar los derechos de autor. Todo ello haprovocado “una situación inaceptable”, según Shapiro.

\”La comunidad delcopyright ha declarado la guerra a la tecnología y está empleando leyes, usandoal poder legislativo y manteniendo claras relaciones públicas para restringirla capacidad para vender y utilizar nuevas tecnologías”, señaló. A su juicio,los proveedores de contenidos serían muchos más útiles sin trabajaran con lascompañías tecnológicas para desarrollar tecnologías que impidan el pirateo, quedenunciando a todo el que no respete los derechos de autor y presionando alCongreso para conseguir sus fines.

Tanto las casas de discoscomo Hollywood ­–ésta con mucho más ahínco- han solicitado ayuda al Congresopara que les ayude en su particular lucha contra Internet, un canal que ven máscomo una amenaza que como una herramienta alternativa para comercializar susproductos. Haciendo caso a sus peticiones, se han presentado varios proyectosde ley que obligarían a los fabricantes de ordenadores y tecnología a queañadieran en sus productos sistemas anti-pirateo. Otras propuestas dejarían víalibre a las empresas afectadas por la violación de los derechos de autor paraque atacaran lasredes P2P como si de hackers se tratara.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios