BAQUIA

Los hackers caminan al filo de la ley en Defcon

Los conferenciantes en la décima edición del congreso hacker Defcon, celebrado la primera semana de agosto en Las Vegas, miraban con el rabillo del ojo a los lados del escenario mientras se dirigían al público. Temían que algún policía saliese de detrás de las cortinas para esposarles, como ocurriera con el programador ruso Dimitry Sklyarov el año pasado.

La amenaza que se cernía sobre el Alexis Park Hotel no era otra que la de la sombra de la Digital Millenium Copyright Act (DCMA), bajo cuyos dictados fue detenido Sklyarov mientras pronunciaba una charla sobre un sistema (Advanced eBook Processor ) que reventaba la protección del los archivos pdf del Adobe eBook. La Electronic Frontier Foundation (EFF) publicó el pasado mayo un informe recopilando una serie de abusos cometidos al amparo de la DMCA, que socavan la libertad de expresión y la investigación científica.

Tentando a la suerte, Bruce Perens, consejero de HP especialista en open source había previsto provocar a la DCMA durante una conferencia en San Diego, explicando lo fácil que es saltarse la protección de los DVDs, según informa Vnunet. Pero su jefe en HP no le quería ver entre rejas y le conmino amablemente a contenerse. Según la DCMA, Perens podría afrontar cargos de prisión y una multa de 500.000 dólares por contribuir a la violación de los derechos de autor. Su presentación no fue el acto reivindicativo que había previsto, pero dejo claro que la ley es un lastre para el desarrollo del software libre.

La empresa para la que trabaja, HP, se retractó la semana pesada de una amenaza contra SnoSoft, contra quien había lanzado la DCMA por revelar el camino para aprovechar un importante agujero descubierto en el sistema operativo Tru64 Unix.

Adam Bresson, propietario de una consultoría, tomó el testigo de Perens y afrontó el reto de vulnerar la ley en público. Su conferencia en Defcon versó sobre la identificación y circunvalación de los sistemas de protección más comunes, válidos para videojuegos, CDs y DVDs. Arropado por su familia y testigos, no dejó de grabar su charla en vídeo por si ulteriormente necesitaba pruebas para presentar en un tribunal.

A su juicio, \”hay una línea muy fina que separa la creación de tecnología que rompe los sistemas de protección de los derechos de autor y su demostración\”; y no quería sino transmitir ese importante mensaje. Como quiera que no fue arrestado, Bresson no atravesó esa línea. Así también lo piensa el abogado de ElcomSoft, empresa en la que trabajaba Sklyarov sobre la que ahora recae el peso de la ley estadounidense, quien coincide en que la intervención de Bresson permaneció dentro de la DMCA al demostrar (y no crear o distribuir) el funcionamiento de tecnología \’pro-copia\’.

El mensaje de Bresson —el derecho de la gente a hacer copias de material protegido para uso (legítimo) personal— tiene enfrente a buena parte de los propietarios de derechos de autor.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios