BAQUIA

Los irreductibles piratas y sus perseverantes métodos

La piratería trae de cabeza a las principales empresas del entretenimiento de Estados Unidos. A pesar de que en este país su presión ha hecho que la ley se endurezca y los derechos de autor estén muchas veces blindados, desde el exterior, los sitios de descarga de contenidos siguen siendo una amenaza para ellas, contra la que poco pueden hacer.

Desde la aparición de los grandes sitios como YouTube, como de las pequeñas páginas de descarga de archivos, los grandes medios están viendo como los contenidos que crean rondan por la Web sin que ellos puedan dirigirlos. Y eso no les gusta.

Algunas de estas empresas, como Sony, NBC y News Corp, le han visto las orejas al lobo y están poniendo en marcha servicios de descarga de videos similares a YouTube, donde ellas pueden controlar los contenidos y las ganancias y demandar a todo aquel que intente hacerlo sin su permiso.

Siguen así la estrategia iniciada por Viacom, que demandó a YouTube por 1.000 millones de dólares y después firmó un acuerdo con Joost para emitir sus videos en Internet.

Son sin duda los pequeños sites, donde -legal o ilegalmente- se comparten y se copian contenidos, los que en principio lo tienen más difícil ante la presión de estas empresas. De momento, los más inteligentes, una y otra vez, encuentran recovecos en la Red que les permiten traficar con estos contenidos.

Uno de estos sitios, ThePirateBay.org, con base en Estocolmo, permite a millones de usuarios de todo el mundo compartir archivos protegidos via BitTorrent, ya sean películas, discos u otros, y no pagar por ellos.

Time Warner acusó a este sitio en 2005 de violar la ley de derechos de copia estadounidense; desde ThePirateBay se hicieron los suecos (nunca mejor dicho), alegando que la web no estaba bajo leyes norteamericanas, sino bajo las leyes del país nórdico.

Para desesperación de los defensores de los candados, en los últimos tiempos proliferan sitios web que ofrecen enlaces a películas y programas de televisión. Es el caso, por ejemplo, de Alluc.org, que ofrece enlaces a episodios de la serie \”Perdidos\” en Veoh o de \”Scrubs\” en LiveDigital.

Esta web tiene su base en Alemania y sus creadores son tres adolescentes que viven en un suburbio de Hamburgo. Los chicos dicen que están ganando mucho dinero y que no tienen intención de cerrar el site, porque como ellos, en la Red hay millones de webs que hacen lo mismo.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios