BAQUIA

Los mejores blogueros del planeta se citan en Madrid

La cita fue en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid. Blogs: La Conversación pretendía reunir en torno a diversas mesas redondas a profesionales de diversos ámbitos para analizar el impacto de los blogs en la comunicación.

La primera mesa de la jornada reunió a una serie de políticos atípicos: los que tienen blog. Atípicos porque tener un blog es sinónimo de estar expuesto a críticas, comentarios, conversaciones de los lectores, y eso no es algo frecuente entre los generalmente inaccesibles políticos. Ignasi Guardans, Diputado en el Parlamento Europeo por CiU, destacó que la blogosfera puede crear un espacio de comunicación distinto en Europa, por encima de los problemas y barreras tradicionales.

Domingo Buesa, Presidente del Partido Popular de Zaragoza, habló de conceptos como el pluralismo participativo y la necesidad de mantener la libertad y la generosidad en la blogosfera. Por último, Lourdes Muñoz Santamaría, Secretaria de Política para mujeres del PSC, cree que la influencia de la blogosfera en la política es ya una realidad, y que los blogs pueden mejorar la calidad democrática.

Conflictos

En la segunda mesa, Blogs y periodismo, estuvo presente Gumersindo Lafuente, ex-director de Elmundo.es y personaje siempre controvertido. Lafuente cree que combinar la publicación de un blog personal y el trabajo profesional de un periodista es una actividad arriesgada, que puede generar conflictos en el lector que consulta las dos fuentes. La \”versión oficial\” del periódico y la visión personal del periodista pueden ser muy distantes, algo que Lafuente conoce bien tras su reciente salida del líder de la prensa digital por discrepancias con la línea editorial.

En esta misma mesa, compartida con Iñigo Sáez de Ugarte, José Mezo, autor de Malaprensa, levantó cierta polémica con la afirmación de que el fuerte de los blogs no es la conversación, porque \”quien quiere participar en una conversación no se mete en un blog\”. Hay sitios más adecuados para hacerlo: foros, listas de correos. La blogosfera no deja de ser un espacio protagonizado por unos tipos con un cierto ego inflado, que de alguna manera tratan de imponer los temas sobre los que se habla.

La jornada matutina concluyó con la mesa Blogs y empresas, en la que los participantes, Julio Alonso, Ignacio Parada, Alex DC y Anil de Melo, abordaron asuntos como sus modelos de negocio, los factores de éxito para triunfar en Internet, la relación con los lectores y usuarios o la innovación.

La segunda parte del congreso comenzó con la mesa Blogs y Latinoamérica, en la que la mayoría de los conferenciantes estaba al otro lado del océano. En casa del herrero cuchara de palo, se dice. Nunca mejor dicho, al ver las dificultades técnicas de la Escuela Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones para manejar las telecomunicaciones. No funcionó la maravillosa videoconferencia prometida y los invitados tuvieron que hablar cada uno por separado y a través de Skype, con caídas repentinas y a veces sólo por teléfono.

Desunión

En esta mesa se discutieron sobre todo tres ideas. La primera de ellas, y en la que coincidieron todos los ponentes, fue la falta de unión entre los bloggeros de habla hispana. Mariano Amartino, el argentino responsable de Denken Über, comenzaba lamentando que no hubiera proyectos comunes como un hipotético Technorati en español.

Y los demás continuaron en esta línea, haciendo referencias a directorios de países concretos y comentando que era una pena que no hubiera uno suficientemente global. Pero eso sí, sin comenzar ninguno.

Al menos, Amartino reconoció que sí se está produciendo un acercamiento del lenguaje (en este caso, entre España y Argentina), y que nos estamos acostumbrando a otras formas de hablar y escribir un mismo idioma, o a expresiones que antes chocaban o directamente ofendían.

El segundo tema recurrente fue la brecha digital. Algo comprensible, si tenemos en cuenta que las cotas de penetración de Internet en la población de los países latinoamericanos son muy inferiores a las españolas (y éstas tampoco son demasiado buenas).

En este sentido, el profesor colombiano Álvaro Ramírez, autor de Ojo al texto, alabó la iniciativa chilena de incluir el derecho al acceso a las nuevas tecnologías en la Constitución, así como a los esfuerzos por reducir los costes de la tecnología a través de software gratuito y de libre distribución. Y se refirió también al interés de Brasil por el famoso ordenador de cien dólares.

Bitácoras y política

De la brecha digital se llegó al tercero de los temas estrella de la tarde: la influencia de los blogs en política. Pero claro, sólo para las minorías. Llegó aquí la primera división de opiniones, y mientras Ramírez veía un claro reflejo de la realidad política en los blogs latinoamericanos, el mexicano Eduardo Arcos, director de Hipertextual y autor de ALT1040, negó que los blogs tengan tanta influencia en la opinión pública como pretenden, sencillamente porque los mexicanos no están muy interesados. Igual que no están muy interesados en leer, y eso explica el tremendo éxito de los podcasts y videoblogs por encima de los blogs.

A Jennifer Woodward le correspondía hablar de los blogs latinos en EEUU. Afirmó que no hay ningún sentimiento de comunidad latina, y por tanto no se puede hablar de blogosfera latina en EEUU, pero algo es algo. Repitió –varias veces- que su blog Vivir Latino (en inglés) es el único que intenta hacer de punto de encuentro o lugar de referencia para los latinos de Estados Unidos. Pero no aportó mucha más información, salvo la más absoluta indiferencia de los latinos emigrantes por las elecciones de su país de origen, que bastante tienen con la política de su país de residencia.

En resumen, la mesa sobre Latinoamérica resultó interesante, aunque no hubo demasiada información nueva y sí un poco de autobombo (Woodward batió el récord, seguida por Eduardo Arcos al hablar de hipertextual), y los ponentes soportaron los vaivenes tecnológicos a pesar de la hora incivilizada que era en sus casas.

La última mesa del congreso fue Blogs, la conversación global. A la que faltaron dos de los ponentes, dejando solos al moderador Octavio Rojas, a Francis Pisani y a la traductora de Ross Mayfield.

Alternativa a los medios clásicos

Octavio Rojas comenzó presentando los blogs como una alternativa a los medios de comunicación, siempre llenos de malas noticias y extremismos de cualquier clase. Así, los blogs contribuyen a esa gran conversación aportando otras visiones, otras voces.

Entonces llegó el mejor invitado de la tarde, el periodista Francis Pisani, que habló largo y tendido sobre la aportación de los blogs a la conversación, en forma de tono personal, comentarios y grupos de personas a menudo transnacionales.

Pisani comentó iniciativas por estimular la conversación global, en especial Global voices on line, una iniciativa de la universidad de Harvard que agrupa blogs de todo el mundo. Por último, marcó los retos del futuro: organizar las conversaciones, y aumentar el diálogo entre países.

Antes de terminar y de regalar a los asistentes libros y camisetas, Antonio Fumero, uno de los tres maestros de ceremonias, junto a Fernando Polo y Octavio Rojas, recordó que todo el congreso era una excusa para el Beers & Blogs, y anunció que se regalarían dos consumiciones a todo el que pasara por Baradá. Sin embargo, la convocatoria no tuvo mucho éxito al margen de los habituales.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios