BAQUIA

Los nueve estados ya no quieren saber nada del Windows modular

Los nueve estados \’rebeldes\’ que no firmaron el acuerdo extrajudicial alcanzado entre Microsoft y el gobierno federal el noviembre pasado, han dado un golpe de efecto en el caso que le enfrenta al gigante del software. Después de estar más de dos meses insistiendo en la necesidad de que Microsoft desarrolle un Windows modular, han decidido retirar la solicitud aduciendo que, con ello, pretenden evitar que el caso se prolongue hasta el infinito.

Los fiscales entienden ahora que la juez Colleen Kollar-Kotelly \”está lista\” para poner el punto y final al caso. A esto se añade que, a su juicio, ninguno de los testigos llamados por Microsoft había respaldado los alegatos de la empresa de que era imposible crear una versión por módulos de su sistema operativo.

La demanda de que Microsoft desarrolle un Windows modular ha sido la principal petición de los nueve estados rebeldes, aunque no pusieron la queja encima de la mesa hasta bien entrado el juicio. Esta tardanza levantó la ira de Kollar-Kotelly, quien al escuchar la retirada no pudo esconder su alegría. \”Esto es absolutamente asombroso. No puedo decirles lo feliz que estoy por la forma en que se ha hecho esto\”, comentó.

Los nueve estados rebeldes tiraron a la basura la solicitud después de que los abogados defensores de Microsoft señalaran a la juez Kollar-Kotelly que la preparación de una respuesta sería \”una copiosa empresa\” que no se resolvería \”en horas\”, ni siquiera \”en días\”.

A principios de esta semana, Kollar-Kotelly señaló a las partes que quería comprobar si existe la posibilidad de crear una versión modular de Windows operativa, por lo que concedió permiso a los nueve estados de la discordia para que compareciera un experto en informática que asegura haber desarrollado una versión en pruebas de un Windows modulable.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios