BAQUIA

Los olvidados de Silicon Valley

Ser listo, hábil con la tecnología y alcanzar la fama no son garantías para tener una buena vida. Para demostrarlo, The Wall Street Journal retrata la vida actual de John Draper (conocido como Capitán Crunch), que una vez fue el símbolo del estilo de vida de Silicon Valley y ahora vive en un autobús abandonado bajo la autopista.

A Draper, de 63 años, se le considera el fundador de la cultura de alta tecnología en Silicon Valley. Desarrolló uno de los primeros procesadores de textos y la tecnología que permite los menús activados por voz en los teléfonos. No en vano, lo que le dio la fama fue su habilidad para crackear las líneas de teléfono.

Con él trabajaron personas como Steve Jobs (Apple), que ahora son respetados (y acomodados) miembros de la comunidad y líderes de sus propias empresas de tecnología.

El Capitán Crunch forma parte de los genios que Silicon Valley parece haber perdido en el camino. Como Steve Inness, de 47 años, que colaboró en el desarrollo de la tecnología de pantalla táctil para móviles y que, tras vivir unos años en los sofás de sus empleadores, fue visto por última vez haciendo autostop en Las Vegas.

O Roy Kaylor, de 68 años, que construyó un coche eléctrico en 1970 y ahora vive en un tráiler sin electricidad en las monañas.
www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios