BAQUIA

Los países de la vergüenza

Reporteros Sin Fronteras ha elaborado una lista negra con los países que reprimen y censuran el uso de Internet. Aunque el grueso de los estados que se niega a reconocer la importancia de la tecnología y el progreso está compuesto mayoritariamente por dictaduras y regímenes que han empobrecido a sus pueblos, ni EEUU ni la UE se salvan de algo más que sendos tirones de orejas.

Los quince enemigos fundamentales de la Red son Arabia Saudí, Bielorrusia, Birmania, China, Corea del Norte, Cuba, Irán, Libia, Maldivas, Nepal, Uzbekistán, Siria, Turkmenistán, Túnez y Vietnam. En todos ellos se reprime y censura el uso de Internet, hasta el punto de haberse producido encarcelamientos de usuarios.

¿Qué se dice de cada uno? Pues de Arabia Saudí, por ejemplo, que la agencia gubernamental encargada de \”sanear\” la Red, Internet Service Unit -ISU-, se pavonea de bloquear cerca de 400.000 sitios. En Birmania, donde los costes de conexión domiciliaria y el precio de los PC son brutales, la Junta Militar se dedica a acosar a los cibercafés.

Con sesenta y dos personas encarceladas por escritos publicados online, China es la mayor cárcel del planeta para los ciberdisidentes. Hasta 2003, el sátrapa norcoreano impidió que su país se conectara, aunque ahora hay treinta sitios… Dedicados a elogiar al gobierno.

En Cuba ya puede usted ser del Partido Único si quiere oler la Red, mientras que Irán ostenta el triste récord en materia de bloggers detenidos y encarcelados: veinte entre otoño de 2004 y el verano de este año.

Un estudiante kurdo de periodismo se encuentra en prisión por haber publicado en una web con sede en el extranjero las fotos de una manifestación en Damasco (Siria). Vietnam ha creado una ciberpolicía que filtra los contenidos \”subversivos\” y vigila los cibercafés.

Luego habla Reporteros sin Fronteras no ya de países enemigos, pero sí de aquellos a los que hay que vigilar. Como EEUU, cuya legislación del en materia de interceptación de comunicaciones no crea suficientes garantías para proteger los derechos de los internautas. También se critica a varias de sus empresas.

El proyecto de retención de datos digitales y telefónicos de la UE podría vulnerar el derecho de los internautas a la confidencialidad de sus comunicaciones electrónicas.

Corea del Sur ocupa el cuarto lugar mundial en índice de penetración de Internet, pero filtra de modo excesivo. Bloquea principalmente sitios pornográficos, pero también publicaciones \”que alteran el orden público\”. Además, el gobierno sanciona a los internautas que traspasan las fronteras.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios