BAQUIA

Los periódicos sienten la amenaza del ascenso de los nuevos medios

La amenaza que representa Internet para los medios tradicionales, especialmente los periódicos, es innegable. Internet es un medio pujante, que no deja de ganar adeptos y que se está convirtiendo en la primera fuente de consulta para muchas personas, especialmente los jóvenes. Los periódicos tradicionales, que de hecho ya están comenzando a observar como la curva de ventas entra en un tramo descendente, no pueden permanecer impasibles ante esta tendencia, y deben comenzar a alterar sus modelos de negocio para adaptarse a la nueva era.

Los jóvenes, abanderados del cambio

En Estados Unidos ya existen datos que constatan el descenso de lectores de la prensa tradicional. Las cifras recopiladas por el Audit Bureau of Circulations dejan constancia del descenso en la tirada media de los principales diarios de EEUU durante los últimos seis meses. Como media, el descenso de la circulación de los primeros diez periódicos nacionales entre octubre de 2004 y marzo de 2005 es del 2,78%, aunque en algunos casos la caída alcanza hasta el 6%.

¿Y qué sucede en España? Pues curiosamente, parece que esta tendencia no afecta a nuestros diarios… O tal vez, por qué no aventurarlo, es que sus responsables son menos sinceros a la hora de facilitar los datos de difusión, ya que nadie quiere admitir que cede posiciones en un mercado de competencia cada vez más cruenta. Atendiendo a los datos recopilados por el Estudio General de Medios, el número de lectores de periódicos no ha dejado de aumentar durante los últimos 18 meses, así como la tirada de los principales diarios. Y ello a pesar del aumento progresivo y paralelo del uso de Internet, que en el mismo lapso temporal -y según la misma fuente- ha añadido casi 3 millones de usuarios. Datos sin duda contradictorios.

En contraposición a la situación de nuestro país, los datos de la Newspaper Association of America muestran un estancamiento en el número de lectores de periódicos en EEUU durante los últimos seis años, periodo en el que la popularidad de Internet como medio de consulta e informativo no ha dejado de avanzar. Es especialmente llamativo el declive en el grupo comprendido entre 25 y 34 años, que no por casualidad conforma el grupo más numeroso de usuarios de la Red.

Más datos refuerzan la primacía de Internet como principal medio informativo para los jóvenes en EEUU: según Carnegie Corporation, el 44% de los jóvenes entre 18 y 34 años visita diariamente portales de Internet (en especial Google y Yahoo) con el objetivo de informarse sobre las novedades de la actualidad, mientras que apenas el 19% cita la prensa escrita como su primer medio de referencia. Este colectivo sociodemográfico considera en general Internet una fuente tan fiable como los periódicos. Un estudio de la Online Publisher Association elaborado el pasado mes de septiembre refuerza la idea;

  • Para el 38% de los encuestados entre 35 y 54 años, la lectura del periódico constituye una actividad importante en su rutina diaria, frente a sólo el 17% del grupo entre 18 y 24 años.
  • Se confirma también la importancia de Internet como medio informativo sin distinción del grupo de edad: para el 73% de todos los encuestados Internet es una parte importante de sus vidas que les ayuda a estar informados y al día en asuntos relevantes. Para el 50% del grupo entre 18 y 24 años, Internet es el primer canal informativo, por delante de la televisión (28%), que parece reservada exclusivamente al entretenimiento.

Por supuesto, no hay que achacar el declive de la prensa exclusivamente al abandono de los lectores jóvenes. Hay que recordar que ahora existen muchas más fuentes informativas de las que había hace años, que compiten ferozmente por captar el interés del lector en el nuevo escenario que se ha denominado economía de la atención. Por ejemplo los blogs, que en Estados Unidos alcanzan un 27% de lectores sobre la población internauta total y un 7% de creadores. Tampoco hay que olvidar las propias versiones online de los periódicos, que atraen el interés de muchos lectores a pesar de contar con una audiencia más reducida que la de los medios “Internet puros”, como se observa en el gráfico:

Un desafío para el sector, pero también una oportunidad

Al margen de los factores apuntados, otros elementos intervienen en el declive del sector de la prensa escrita, entre los que cabe destacar:

  • La consolidación de las fuentes locales frente a las nacionales. También, la fugacidad de la atención del lector, fragmentada entre la multitud de fuentes informativas a su alcance.
  • Aparición de nuevos entrantes en el sector, principalmente los diarios gratuitos. Consecuentemente, la disputa por el reparto del mercado publicitario se ha incrementado ferozmente.
  • Aumento de la competencia por atraer a profesionales experimentados y consolidados, lo que hace que aumenten los costes laborales.
  • Con la proliferación de blogs y otras fuentes informativas, el tradicional “periodismo de verificación“, en el que los reporteros comprobaban la veracidad de una noticia, está siendo reemplazado por un “periodismo de aserción“, donde la información se lanza a menudo con menos rigor, y queda en las manos del consumidor tanto la interpretación como la elección de las fuentes, de manera que la diversidad de opiniones se vuelve enorme.

Pese a todo, el sector de la prensa escrita lleva tiempo demostrando su capacidad de evolución y adaptación, y este nuevo escenario al que se enfrentan en la era digital debe servir como incentivo para avanzar, y no como un lastre.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios