BAQUIA

Los políticos norteamericanos buscan el voto en las redes sociales

Phil Angelides es el candidato demócrata aspirante a arrebatar al exactor Schwarzenegger el puesto de Gobernador de California. Cuando algún miembro de su equipo electoral tuvo la idea de crear una página personal en MySpace, se dieron cuenta de que no era necesario: la hija adolescente del candidato ya se había adelantado y había creado la página, donde por supuesto, tampoco falta el blog. El antiguo Conan no parece tan al día como su rival, y por el momento no ha creado su espacio personal.

Otro escaparate al que se ha prestado atención es YouTube, donde se pueden encontrar discursos de la campaña electoral de Angelides, anuncios que solicitan el voto y hasta listados de los que apoyan económicamente al candidato. Tampoco el actual gobernador ha reaccionado en este frente: la mayoría de los videos vinculados con su nombre pertenecen a su etapa como musculoso actor.

Y es que los políticos no pueden permanecer indiferentes ante la pujanza de las redes sociales, que cada vez cobran más fuerza como generadores de opinión en detrimento de los medios tradicionales. Si hace dos años los blogs aparecieron como la revelación de las campañas electorales, ahora las estrellas parecen ser las redes sociales: herramientas gratuitas y de enorme alcance y viralidad. Además, permiten llegar a los jóvenes con facilidad, un sector importante del electorado que no suele ver las noticias ni leer la sección de política de los diarios.

MySpace es actualmente la segunda web más visitada en los Estados Unidos (por detrás de Yahoo), y cuenta ya con 100 millones de usuarios registrados, el 80% de ellos en edad de votar. De cara a las próximas elecciones generales, que tendrán lugar en 2008, los analistas políticos advierten ya que será un arma electoral importantísima: un lugar donde pueden participar los voluntarios, movilizar a sus contactos y escuchar la opinión de los votantes.

No será fácil medir la traslación real a votos de estas actividades, pero los analistas están convencidos de la importancia de las recomendaciones personales. Es más fácil convencer a un votante de la bondad de un candidato si un amigo se lo recomienda que gastando miles de dólares en publicidad.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios